AFP

Avanza la evacuación de civiles del último bastión de Daesh

Pese al cerco de los kurdos en Baghuz, cientos de yihadistas aún resisten

Corresponsal en Jerusalén Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La fuerte presencia de civiles en Baghuz obligó a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), milicia liderada por los kurdos que combate con apoyo de Estados Unidos, a ralentizar su ofensiva para hacerse con Baghuz, el último núcleo urbano bajo control del grupo yihadista Daesh en Siria. Se volvió a repetir la imagen del martes y decenas de camiones se acercaron a esta aldea remota en la frontera con Irak para evacuar principalmente a mujeres y niños, aunque también salieron combatientes que decidieron rendirse.

Las fuerzas kurdas informaron de la entrada de 30 camiones, pero señalaron que la evacuación no ha terminado y que podrían quedar «miles de civiles». Nadie conoce con exactitud las cifras de civiles, ni de combatientes, aunque se estima que cientos de yihadistas extranjeros del núcleo más duro se resisten a dejar las armas. Las FDS reiteraron que no reanudarán la operación militar hasta que se cercioren de que no queda ningún civil en el interior del área. Las mujeres y los niños serán trasladados al campo de Al Hol, controlado por las fuerzas kurdas y los combatientes a alguna de las prisiones de la zona que controlan las FDS en las que ya hay más de un millar detenidos del autodenominado Estado Islámico, más conocido por sus siglas como Daesh.

Los kurdos están muy cerca de proclamar una doble victoria, una contra el «califato» en Baghuz y otra contra todos los miedos que les invadían desde que Donald Trump comunicó su decisión de retirar sus tropas de Siria. En un anuncio tan sorprendente como lo fue el de diciembre, la Casa Blanca cambió de estrategia y adelantó que mantendrá una «fuerza de paz» de 200 hombres en la zona. Una medida que los mandos kurdos recibieron con los brazos abiertos ya que supone que Estados Unidos mantendrá el control del espacio aéreo y facilita la llegada de soldados de otros países para completar esta fuerza.

Polémica en la UE

Por otro lado, la Comisión Europea dijo ayer que corresponde a cada Estado miembro de la Unión Europea decidir si readmite o no en su territorio a sus nacionales que hayan formado parte de Daesh en países como Siria o Irak. «Si los combatientes extranjeros y sus familias con ciudadanía de la UE pueden volver a la Unión Europea o no es, primero y sobre todo, una competencia nacional de los Estados miembros individuales de la UE», declaró la portavoz comunitaria Natasha Bertaud en la rueda de prensa diaria de la institución. Trump amenazó hace días con dejar en libertad a los presos de Daesh en Siria con pasaporte europeo.