Un acto del Cuarteto de Diálogo Nacional de Túnez
Un acto del Cuarteto de Diálogo Nacional de Túnez - reuters
nobel de la paz 2015

¿Qué es el Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez?

Está formado por cuatro organismos de la sociedad civil cuyo objetivo ha sido facilitar el camino hacia la transición democrática tras el estallido de la Primavera Árabe

Actualizado:

El Cuarteto para el Diálogo Nacional de Túnez, nuevo premio Nobel de la Paz, fue creado en octubre de 2013 y esta formado por cuatro instituciones civiles (Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT), la patronal (UTICA), la Liga Tunecina de los Derechos Humanos (LTDH) y la Asociación Nacional de Abogados).

Fue formado como elemento integrador en medio de una crisis económica que amenazaba con arrastrar los éxitos de la llamada «revolución del jazmín». Consideradas las fuerzas vivas del país, los integrantes del Cuarteto llegaron a la conclusión de que el alzamiento languidecía, amenazado igualmente por el conflicto político latente y el resurgimiento del yihadismo. Su labor mediadora consiguió encauzar la transición tunecina.

La «revolución del jazmín» fue el proceso que, en 2010, inició la llamada «Primavera Árabe» y después de meses de protestas condujo a la caída del gobierno de Zine El Abidine Ben Ali, quien llevaba 24 años al frente del país norafricano.

Tras este proceso, después de la salida de Ben Ali en enero de 2011, el gobierno quedó en manos del partido islamista Ennahda que polarizó las posiciones dentro del país. Esta polarización llegó a su punto más alto con el asesinato del político progresista Mohamed Brahmi, en julio de 2013. Dicho crimen desencadenó una serie de protestas y actos de violencia a lo largo de Túnez, lo que evidenció la falta de diálogo entre el gobierno representado por Ennahda y la oposición de orientación laica. Fue en ese momento cuando se originó el Cuarteto, con la idea de acercar las partes y desbloquear el proceso iniciado a principios de 2011.

Así, mientras en varios de los países donde se expandió la «Primavera» se vivieron serios problemas de violencia y caos, y varios cambios de gobierno, como en el caso de Egipto, en Túnez el proceso ha sido pacífico y democrático. Una paz, eso sí, empañada por varios atentados, reivindicados por Estado Islámico, contra turistas extranjeros - en hoteles y el Museo del Bardo-, cuyo fin era desestabilizar al país e impedir la consolidación de la democracia.

El organismo ya fue nominado al premio Nobel de la Paz en 2014.