Imagen que muestra un instante en el que Rusia estaba bombardeando Idlib, Siria
Imagen que muestra un instante en el que Rusia estaba bombardeando Idlib, Siria - reuters
Rusia ataca Siria

¿Cuántos rusos combaten para el Estado Islámico en Siria e Irak?

Rusia, donde viven más de 15 millones de musulmanes, es el cuarto emisor de terroristas islámico a estos países solo por detrás de Túnez, Arabia Saudí y Jordania, y por delante de Francia

Actualizado:

El presidente ruso, Vladimir Putin, se presenta ante los medios afines como el posible salvador del caos sirio, tras un supuesto fracaso del «gran culpable de esta situación». Sin nombrarlo, Putin le hizo un guiño en la Asamblea General de la ONU a Estados Unidos, que armó a rebeldes moderados -a los que ahora bombardean aviones rusos- y formó una coalición para atacar desde el aire a los yihadistas de Estado Islámico hace ya un año. Aunque en un primer momento se apuntara a ese mismo objetivo, en realidad, Putin inició su ofensiva en zonas donde no opera EI.

«La geopolítica y el deseo de mantener la influencia rusa en el Mediterráneo parece ser el principal objetivo que persigue Putin, aunque también está limitar la captación de yihadistas en Rusia», dice un alto miembro del Center for Political Technologies, Alexei Makarkin, a «The NY Times».

En este escenario, Putin inauguró recientemente en Moscú una de las mezquitas más imponentes de Europa. Además, en Rusia viven más de 15 millones de musulmanes y tiene una suerte de Estado Islámico en miniatura en la zona de Chechenia y el Cáucaso norte, el principal vivero de fundamentalistas y de «foreign fighters» del país.

La mayoría de informes acerca del número de combatientes extranjeros en Irak y Siria sitúan a Rusia entre los principales emisores. Un viceministro de Exteriores ruso, Oleg Syromolotov, estimó hace unas semanas que más de 2.200 rusos se habían alistado a Estado Islámico en Siria e Irak. Para el think tank británico ICSR son 1.500 y para el Congreso de Estados Unidos, en su informe publicado esta semana, son más de 1.700, haciendo a Rusia el cuarto emisor, tras Túnez, Arabia Saudí y Jordania, y por delante de Francia.

Combatientes extranjeros en Irak y Siria
Combatientes extranjeros en Irak y Siria

Pese al temor en Europa y Estados Unidos al efecto devastador de los retornados del Califato, otro viceministro ruso de Exteriores, Alexei Meshkov, dijo hace varios meses a ABC que su país estaba preparado para tentativas de atentados: «Rusia tiene un pequeño defecto: no teme a nada ni a nadie, sea pequeño o grande su enemigo».