Imagen propagandísitica de los terroristas del Estado islámico ejecutando a un homosexual en Mosul
Imagen propagandísitica de los terroristas del Estado islámico ejecutando a un homosexual en Mosul - abc

Los yihadistas ejecutan a homosexuales lanzándolos al vacío

Los terroristas aplican el castigo en público ante la presencia de cientos de personas en Irak

Actualizado:

Los yihadistas de Estado Islámico (EI) se han destacado a menudo por el salvajismo con que castigan a quienes infringen el rígido código moral y legal impuesto en los territorios bajo su control. La última crueldad con la que estos fanáticos imponen su ley es la de matar a los homosexuales arrojándolos al vacío desde edificios de gran altura.

La alarma ha saltado a raíz de un vídeo puesto en foros yihadistas, que muestra una de esas bárbaras «ejecuciones» en la ciudad iraquí de Mosul llevada a cabo a principios de este mes. En él se muestra cómo, desde la azotea de un edificio, dos hombres con las manos atadas a la espalda son lanzados al vacío por dos encapuchados, frente a una multitud que se ha reunido en la calle para observar el suceso.

Debajo, un rótulo se refiere a las víctimas como «gente de Lot», una referencia a la historia de Sodoma y Gomorra, pasaje bíblico en el que los islamistas basan su condena de la homosexualidad. En la parte central del vídeo, la más espeluznante, puede verse la defenestración y caída de uno de los condenados. Al final, la imagen se detiene sobre los maltrechos cuerpos de las dos víctimas sobre el asfalto.

Castigo generalizado

El vídeo fue subido a internet por un grupo llamado «Centro de Medios de la Provincia de Nínive», aparentemente un órgano de propaganda del propio Estado Islámico. No obstante, ABC ha podido descubrir al menos un caso anterior ocurrido en noviembre. En él, otro hombre, condenado por homosexual por un tribunal del EI, fue también lanzado desde un tercer piso en un lugar no identificado de Irak, lo que apunta a una generalización de esta forma de pena capital.

«Ha habido un incremento de las formas más graves de castigo, conocidas como "hudud", que se reservan para las "ofensas" más severas bajo la ley islámica», explica un informe sobre el EI escrito por los expertos Charles C. Caris y Samuel Reynolds, del Instituto para el Estudio de la Guerra de Washington. Los castigos «hudud» incluyen penas como la crucifixión, la decapitación o la lapidación.

De hecho, el Centro de Medios de Nínive ha hecho públicas las imágenes de otras tres personas sometidas a penas «hudud»: una mujer lapidada por adulterio, y dos «bandidos armados» crucificados en una plaza pública. Ambos son castigos estipulados en la jurisprudencia islámica tradicional, que contempla la crucifixión para aquellos «que hagan la guerra contra Alá», por lo que los yihadistas se la suelen aplicar a aquellos combatientes de otras milicias armadas que se oponen a su dominio.