Foley, Sotloff, Haines y Gourdel, cuatro ciudadanos occidentales salvajemente ejecutados por terroristas islámicos.
Foley, Sotloff, Haines y Gourdel, cuatro ciudadanos occidentales salvajemente ejecutados por terroristas islámicos. - abc

Hervé Gourdel, la última víctima occidental de la barbarie

Tras las ejecuciones de James Foley, Steven Sotloff y David Haines, el francés decapitado en Argelia se suma a la lista de muertos con los que los yihadistas quieren aterrorizar a Occidente

germán pacheco
Actualizado:

La decapitación de Hervé Gourdel a manos de terroristas de los Soldados del Califato supone una extensión de la amenaza yihadista. Los milicianos argelinos han jurado lealtad al Estado Islámico y se suman a una multinacional de la muerte cuyos tentáculos se situán cada vez más cerca de Europa. Antes que él hubo otras víctimas.

James Foley

El periodista estadounidense fue secuestrado en noviembre de 2012 y finalmente ejecutado por terroristas del Estado Islámico el pasado 19 de agosto. En un vídeo difundido a través de foros yihadistas, los extremistas mostraron a Foley arrodillado, dando un mensaje de despedida a su familia. El periodista culpaba al gobierno de Barack Obama de su muerte por su decisión de intervenir militarmente en Irak. Instantes después, era degollado ante la cámara por un encapuchado que hablaba inglés y que los servicios británicos han identificado como Abdel Majed Abdel Bary.

Steven Sotloff

En el vídeo de la decapitación de Foley, los terroristas del Estado Islámico amenazaron con decapitar a un segundo ciudadano estadounidense si Barack Obama no ponía fin a los bombardeos en Irak: «La vida de este ciudadano estadounidense, Obama, depende de tu próxima decisión», decía el terrorista enmascarado. Steven Sotloff, natural de Miami, había viajado a Siria desde Libia en julio de 2013. Un mes después se dejaron de tener noticias de su paradero. El 2 de septiembre de 2014, tan solo dos semanas después que su compañero Foley, el atroz acto de su degollamiento era grabado en vídeo y difundido por el grupo terrorista. En esta ocasión, el secuestrador con acento británico amenazaba al Gobierno de Reino Unido con asesinar a otro rehén, el ciudadano inglés David Haines.

David Haines

Los terroristas del Estado Islámico volvían a la escena el pasado 14 de septiembre. David Haines, un cooperante británico de 41 años, se convirtió en la tercera víctima de una repugnante cadena de asesinatos filmados en vídeo por extremistas que anhelan imponer un califato islámico en el mundo. En las imágenes, Haines se dirige al primer ministro británico, David Cameron. «Entraste de forma voluntaria a una coalición con Estados Unidos contra el Estado Islámico, tal y como hizo tu predecesor Tony Blair, continuando con la tendencia de nuestros primeros ministros que no encuentran el valor para decir no a los estadounidenses», fueron sus palabras antes de morir.

Hervé Gourdel

El pasado 21 de septiembre el turista francés Hervé Gourdel era secuestrado en Argelia por Jund al-Khilafa (Soldados del Califato), un grupo vinculado al Estado Islámico. Hoy, 24 de septiembre, se ha conocido la decapitación del rehén de 55 años mediante un vídeo difundido por la propia organización en internet bajo el título «Mensaje de sangre para el Gobierno francés». Los terroristas habían amenazado el lunes al Ejecutivo de Hollande con matar a Gourdel si Francia no renunciaba en 24 horas a los ataques aéreos en Irak. El ministro de Exteriores, Laurent Fabius, había rechazado el últimatamum el martes y advertido de que el secuestro de un compatriota no cambiaría la posición adoptada por su país.