¿Cuántos burkas hay en España?
Manifestación de musulmanas con velo integral en París, para protestar contra la prohibición de esa prenda - efe

¿Cuántos burkas hay en España?

A diferencia de Francia, el uso del velo musulmán integral en nuestro país está permitido y es residual

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El aval del Tribunal de Estrasburgo al veto francés del velo integral musulmán ha reabierto el debate en otros países europeos, entre ellos España. No es la primera vez, y no será la última. En el 2009 surgió la polémica a raíz de la negativa de una marroquí -hermana de dos presuntos miembros de Al Qaida- a quitarse el niqab para declarar como testigo en la Audiencia Nacional. Al final accedió a descubrirse frente a los jueces si no había público.

El debate auténtico surgió en Cataluña. En 2010 el ayuntamiento de Lérida fue el primer municipio en prohibir tanto el burka como el niqab (los dos modelos de velo integral) en los edificios públicos. A la iniciativa se sumaron enseguida Barcelona, Tarragona y un puñado de pequeñas municipalidades en otras comunidades autónomas. En 2013, y a raíz del recurso presentado por una asociación musulmana española, el Tribunal Supremo anuló la ordenanza de Lérida y, por jurisprudencia, las de las otras municipalidades, por atribuirse competencias que no tienen. Hoy por hoy, el uso del velo musulmán integral sigue siendo legal en España, a menos -dijo el máximo tribunal- que las Cortes legislen lo contrario y la prohibición sea avalada por el Constitucional.

En realidad, el debate estuvo desde el principio hinchado. En España el número de musulmanas que usan el velo integral en público no supera la docena. Además, no utilizan el burka sino el niqab, menos llamativo. El burka es el velo integral afgano impuesto por los talibanes a todas las mujeres; es preislámico, cubre todo el cuerpo y oculta los ojos con un velo tupido y enmallado, sofocante, que limita a quien lo usa la visión lateral. El niqab es el velo integral de los países árabes del Golfo, también preislámico; es menos agobiante para la mujer que el burka, y en su versión mitigada permite dejar abierta la ranura de los ojos.

Prohibir o no prohibir

El detalle de que la prenda es preislámica es importante. Los defensores del burka y del niqab suelen querer acogerse en Europa al principio de libertad religiosa (que, dicho sea de paso, no se reconoce en sus países de origen). El Corán no establece, sin embargo, ese tipo de vestimenta. Se limita a pedir que las mujeres vistan «de forma humilde». Dada la sofisticación del burka y del niqab, vincular estas prendas a Mahoma es ir demasiado lejos.

El uso irrelevante del velo integral en España lleva a muchos a considerar más inteligente no prohibirlo, para no provocar campañas islamistas de rebeldía en nuestro país que llevarían a multiplicarlo. Por otra parte, la legislación española en materia de seguridad en lugares públicos ya establece normas para que la Policía pueda identificar a quien, eventualmente, oculte su rostro.