Israel encuentra los cuerpos de los tres jóvenes israelíes secuestrados en Cisjordania
Los jóvenes han aparecido muertos - MiNISTERIO DE EXTERIORES DE ISRAEL

Israel encuentra los cuerpos de los tres jóvenes israelíes secuestrados en Cisjordania

Fueron raptados el pasado 12 de junio cerca de Hebrón

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El lunes por la tarde, después de más de dos semanas de que el ejército israelí iniciase una intensa operación de búsqueda en Cisjordania, los cadáveres de los tres adolescentes secuestrados cerca de Hebrón han sido hallados por el ejército en un descampado muy cerca de la zona donde desaparecieron.

Los cuerpos han sido encontrados en Jalul, en una fosa dentro de un campo de trigo y según estimaciones del ejército, parece que fueron asesinados poco después del secuestro. El ejército y las fuerzas de seguridad continúan la búsqueda de los dos sospechosos principales, Marwan Quasma y Amar Abu Eisha, pertenecientes a Hamás. Los medios israelíes han comentado este lunes que los dos sospechosos siguieron un plan muy específico, secuestrar a varios jóvenes que hacían autoestop en la zona conocida como Gush Etzion, un bloque de asentamientos judíos cerca de Hebrón, e intentar intercambiar los cadáveres por prisioneros palestinos.

Los israelíes han lamentado la muerte de los tres adolescentes, de edades comprendidas de los 16 a los 19 años por que en el fondo se esperaba que los secuestradores intentasen hacer un canje de prisioneros, igual que ocurrió en 2011 con el soldado Gilad Shalit. Un día antes de que se conociera el trágico desenlace, miles de personas se han concentrado en la plaza de Rabin en Tel Aviv para pedir la liberación de los adolescentes.

La operación lanzada por Israel para encontrar a los jóvenes y desarticular gran parte de la infraestructura de Hamás en Cisjordania ha costado también la vida de ocho palestinos, incluyendo dos menores y ha supuesto también un trauma para la sociedad palestina, ya que se han realizado más de 1300 redadas de edificios y domicilios privados.

Reunión de urgencia

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, que se ha reunido durante la noche del lunes de emergencia con su gabinete de seguridad para determinar qué medidas se tomarán en Cisjordania tras la muerte de los adolescentes, ha dicho que el movimiento islamista Hamás «pagará» por ello: «Hamás es el responsable y Hamás pagará», según un comunicado oficial.

La noticia llega además en un momento muy delicado en la ya difícil situación entre Israel y Hamás, con un incremento reciente en el intercambio de cohetes entre ambos.

Por su parte, el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha advertido de que Israel busca justificar un ataque y ha recordado que ningún grupo armado palestino ha reivindicado estos asesinatos. «Solo se ha publicado la versión israelí de lo ocurrido. Israel está intentado justificar una agresión contra nosotros, contra Hamás», ha afirmado Abú Zuhri, según recoge el diario israelí «Haaretz».

Las familias de los tres jóvenes, todos ellos estudiantes de yeshivas o escuelas talmúdicas de las colonias judías de Cisjordania, han sido ya informadas del fatal desenlace del secuestro.

Poco antes de la publicación de la información en la prensa israelí, la cadena panárabe Al Yazira había informado del hallazgo de tres cadáveres cerca de Hebrón citando fuentes del Ejército israelí. Los tres jóvenes estudiantes de una yeshiva o escuela talmúdica habrían sido ejecutados según informaciones aún sin confirmar.

Corresponsales de medios internacionales han informado de un importante despliegue de fuerzas israelíes entre la localidad palestina de Halul y el asentamiento judío de Karmei Tzur. Además, el Consejo de Ministros israelí se ha reunido con carácter de urgencia.

Los tres jóvenes fueron secuestrados la noche del 12 de junio. Se trata de Eyal Yifrah, de 19 años y residente en Elad (Israel); Gilad Shaar, de 16 y residente en Talmon (Cisjordania) y Naftali Frenkel, también de 16 años y residente en Nof Ayalon (Israel). Frankel tiene doble nacionalidad estadounidense-israelí.

Tras su desaparición, el Ejército israelí lanzó la operación « Guarda de mi Hermano», una serie de incursiones para intentar conseguir información sobre los tres jóvenes. La operación se ha saldado por el momento con seis palestinos muertos, entre ellos un menor, 118 heridos y 471 detenidos. Los militares han registrado 2.200 lugares de toda Cisjordania durante la búsqueda.