EE.UU. no halla pruebas que apunten al terrorismo en la desaparición del vuelo MH370
Zona de búsqueda - efe

EE.UU. no halla pruebas que apunten al terrorismo en la desaparición del vuelo MH370

La búsqueda del avión malasio continúa sin límite de tiempo

Actualizado:

Los equipos de rescate continúan hoy la búsqueda del avión malasio desaparecido el 8 de marzo con 239 personas a bordo, tras el avistamiento el domingo de varios objetos naranjas en el océano Índico.

El primer ministro australiano, Tony Abbott, insistió en que no se ha puesto un límite de tiempo al rescate del avión desaparecido. «La intensidad de la búsqueda y la magnitud de las operaciones aumentan, no disminuyen», dijo hoy Abbott durante una rueda de prensa en la base aérea Pearce, en la localidad australiana de Perth.

La Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA) indicó que en las tareas de búsqueda participan diez aviones y diez barcos a los que hoy se han unido el buque australiano Ocean Shield, que lleva un detector de cajas negras, y un submarino no tripulado.

El organismo australiano explicó en su primer comunicado de hoy que algunas partes de la zona de búsqueda, que está situada a unos 1.850 kilómetros al oeste de la ciudad de Perth, experimentarán una baja nubosidad y lluvias.

Un avión militar australiano avistó ayer cuatro objetos de color naranja de más de dos metros en un área de unos 9 kilómetros dentro de la zona designada para la búsqueda, según la cadena local ABC. «Para mi tripulación y desde mi perspectiva, tuvimos la mayor visibilidad que hemos tenido en el agua de cualquier tipo de objetos...y tuvimos las pistas más prometedoras», dijo el teniente de vuelo Russell Adams.

Objetos que no eran del MH370

Los objetos hallados en ese lugar, donde se ha colocado una boya con un GPS, aún deben ser analizados para determinar si están asociados al vuelo del MH370.

Desde que se perdió el avión varios satélites han captado imágenes de objetos en el océano Índico, así como se han avistado o recuperado otros tantos, pero hasta el momento ninguno ha sido confirmado como parte del avión.

No hay pruebas de terrorismo

Los presidentes de los comités de Inteligencia de la Cámara de Representantes y el Senado de Estados Unidos, Mike Rogers y Dianne Feinstein, respectivamente, afirmaron ayer que no hay pruebas que apunten a que la desaparición hace tres semanas del avión de Malaysia Airlines se deba a un acto de terrorismo. «No he visto ningún dato de la investigación que me lleve a concluir que fue algo más que un vuelo normal en el que pasó algo y algo fue mal», dijo Rogers, en declaraciones concedidas a la cadena de televisión estadounidense Fox.

Altos cargos del Gobierno estadounidense dijeron la semana pasada que el FBI ha analizado los datos extraídos de un simulador de vuelo encontrado en la casa de uno de los pilotos, sin encontrar datos reveladores.

Así, Rogers ha destacado que los investigadores estadounidenses llevarán a cabo un análisis forense detallado mientras siguen investigando a los tripulantes y los pasajeros del avión. «Tenemos que ser pacientes (...) mientras la situación se desarrolla, ya que la única manera de esclarecer lo que ocurrió es intentar encontrar la caja negra o cualquier otro elemento intacto», ha remachado.

Por su parte, Feinstein ha descartado igualmente que haya pruebas que apunten a un acto de terrorismo, al tiempo que ha apuntado que Malasia tendrá que pedir investigaciones adicionales al Gobierno de Estados Unidos. «Se puede ofrecer, pero no pedir. Los malasios tendrán que pedir», ha sostenido.

La semana pasada, la compañía aérea comunicó a los familiares de los pasajeros del vuelo MH370 que todas las personas que viajaban a bordo del Boeing 777-200 ER están muertas. En un mensaje de texto SMS, la compañía comunicó a los familiares que «lamenta profundamente» que tengan que asumir «más allá de toda duda razonable que el MH370 se ha perdido y que ninguno de los que estaban a bordo ha sobrevivido».

Poco después, el primer ministro malasio, Najib Razak, aseguró que los familiares de las 239 personas que viajaban a bordo del avión deben asumir que la aeronave «terminó» en la zona sur del océano Índico.

En respuesta, el Gobierno chino ha pedido a Malasia que aporte toda la información y las pruebas que tiene de que el avión de Malaysia Airlines desaparecido cayó al océano. En la actualidad, seis países están colaborando en la búsqueda del avión de Malaysia Airlines: Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Japón, China y Corea del Sur.