Capriles descarta acudir a su reunión con Maduro por la situación del país
Capriles en un discurso a la nación venezolana - afp

Capriles descarta acudir a su reunión con Maduro por la situación del país

«Cuando hay gente sufriendo no vamos a meternos en un salón para tratar temas administrativos», ha explicado el líder opositor

efe
Actualizado:

El líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, anunció hoy que no asistirá a una reunión del Consejo Federal de Gobierno con el presidente, Nicolás Maduro, porque no se prestará a tratar temas administrativos cuando el país «está sufriendo».

«Cuando hay gente sufriendo en el país, no vamos a meternos en un salón para tratar temas administrativos», afirmó el también gobernador del estado Miranda en una declaración a la prensa.

Refiriéndose directamente a Maduro, señaló que él no se va a prestar a ser parte de «la orquesta del Titanic», tras sostener que el Gobierno "se está hundiendo" bajo las protestas que desde el pasado día 12 de febrero se suceden en distintos puntos del país.

"Nosotros no nos vamos a dejar chantajear, no se equivoque con nosotros", dijo Capriles. De esta forma, Capriles dio marcha atrás a su decisión de participar en el Palacio de Miraflores, sede de la Presidencia, en un encuentro con todos los gobernadores del país, llamado Consejo Federal de Gobierno, convocado por Maduro la semana pasada.

El sábado, el excandidato presidencial había dicho que asistiría a la reunión, aunque también había señalado que no aceptaría formar parte de un "monólogo" de Maduro, una posición que reiteró hoy.

Cuestionó que el Gobierno crea que asistir a un encuentro signifique "ir a escuchar lo que el Gobierno quiere decir" y condicionó la continuidad de una ventana de diálogo con el oficialismo.

«Para ir realmente a un diálogo, libertad de todos los detenidos, de todos los estudiantes (..) de los presos políticos, libertad inmediata a Leopoldo López», dijo.

Capriles ha pedido a los venezolanos que protesten de manera pacífica y ha condenado los incidentes violentos que se han sucedido en el país desde el 12 de febrero y en los que según las cifras oficiales han muerto 13 personas y 150 han resultado heridas.

El líder opositor sostuvo hoy que "la mitad o más de la mitad del país está descontenta" con el Gobierno, al que acusó de pretender resolver a "punta de plomo" los problemas económicos del país.