Maduro expulsa a tres funcionarios de la embajada de EE.UU. por «conspirar» contra Venezuela
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro - REUTERS

Maduro expulsa a tres funcionarios de la embajada de EE.UU. por «conspirar» contra Venezuela

El mandatario asegura que «está en marchaun plan para crear una crisis política y justificar un golpe de Estado en el país»

EP
Actualizado:

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió anoche que tres funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en Caracas sean declarados 'personas non grata' y expulsados del país por mantener reuniones «conspirativas» contra el Gobierno con miembros de la oposición.

El mandatario ha asegurado que el embajador venezolano ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chanderton, ha recibido una llamada telefónica del Departamento de Estado en la que se pidió a Caracas que dialogara con la oposición. «Un funcionario, Alex Lee, subsecretario adjunto para América del Sur, le transmitió un mensaje al gobierno de Venezuela: que Estados Unidos exigía al país que se sentara a dialogar con la oposición; que dejáramos en libertad a todos los detenidos por los disturbios recientes; y que el arresto del señor Leopoldo López podría causar muchas consecuencias negativas».

Como ha indicado el presidente venezolano, «mandé responder diplomáticamente, como debe ser. Le mandé decir al Departamento de Estado que no acepto amenazas, pues no habrá fuerza que nos detenga a los bolivarianos venezolanos en la tarea de hacer justicia y vencer al fascismo». Además, añadió que está dispuesto «a llegar hasta la última consecuencia en la defensa de la paz, nuestra independencia y nuestra democracia».

En este sentido, ha apostillado Maduro, dichas exigencias por parte de EE.UU. son «inaceptables» y «Venezuela no recibe órdenes de nadie». «Por si alguien lo duda, en Venezuela está en marcha un plan para crear una crisis política y justificar un golpe de Estado. Los patriotas debemos estar claros de dónde estamos parados, qué representamos en este momento de la historia», ha remachado Maduro.