El dictador Raúl Castro homenajeará al defensor de los derechos humanos Nelson Mandela
Un cubano coloca un poster de Mandela y Fidel Castro en su casa de La Habana, tras conocer la muerte del líder sudafricano - afp

El dictador Raúl Castro homenajeará al defensor de los derechos humanos Nelson Mandela

Mientras Sudáfrica anunciaba que será uno de los oradores en el servicio religioso, en Cuba se reprime a la disidencia

Actualizado:

Raúl Castro será uno de los oradores, junto a Barack Obama y Dilma Rousseff, en el servicio religioso que este martes se celebra en Johannesburgo en memoria de Nelson Mandela. Mientras el Gobierno sudafricano hacía este anuncio, el régimen cubano había puesto ya en marcha todo su aparato represivo contra la disidencia en la víspera del día internacional de los derechos humanos, con numerosas detenciones y amenazas para evitar la asistencia a los actos organizados en la isla.

La Habana decretó tres días de duelo oficial por la muerte de quien tanto luchó por los derechos de los ciudadanos negros de Sudáfrica, a quien consideraba un «entrañable amigo» de la isla comunista. Cuba fue uno de los primeros países que visitó Mandela a su salida de prisión para agradecer a su amigo Fidel Castro el apoyo militar recibido durante la lucha contra el apartheid. Era julio de 1991.

«A los Castro para nada les ha servido el ejemplo de Mandela, que cedió el poder a otros»Pero antes de abandonar la isla caribeña rumbo a África, el menor de los Castro no estuvo a «la altura de su ejemplo, la grandeza de su obra», como ha elogiado estos días al primer presidente negro de Sudáfrica. Su policía política había recrudecido la represión contra la disidencia en vísperas del día internacional de los derechos humanos. La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn) denunció este lunes la detención de «un número indeterminado» de opositores y las «decenas» de amenazas recibidas para no participar en los actos programados «ni siquiera a puerta cerrada». Hablemos Press registró 130 arrestos el domingo, la mayoría Damas de Blanco.

Entre estos actos figuran los debates, exposiciones y concierto que ha organizado el «think tank» Estado de SATS en su sede y casa de su director, Antonio G. Rodiles, en el barrio habanero de Miramar. Rodiles aseguró a ABC por teléfono que la situación es «extremadamente tensa». «El Gobierno es consciente del nivel de descontento de la sociedad, es la explicación de la desproporcionalidad de la represión que estamos sufriendo, con arrestos, amenazas y casas sitiadas en la víspera del 65 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que para celebrarlo no paran de reprimir», añade el coordinador de la campaña ciudadana Por otra Cuba. Esta campaña exige a la dictadura cubana que ratifique los pactos de derechos civiles y políticos, económicos, sociales y culturales que firmó en 2008. El Observatorio Cubano de Derechos Humanos afirmó por su parte que el Gobierno de La Habana está enviando «señales inequívocas de intolerancia» con los actos organizados por Estado de SATS, entre otros.

«Buscó la reconciliación»

En este aniversario, Elizardo Sánchez, portavoz de la Ccdhrn, también aprecia la «particular crispación del aparato represivo» en un país en el que existen cerca de 90 presos políticos en una población penal de entre 60.000 y 70.000 reclusos. Sánchez consideró «llamativo» que el Gobierno sudafricano haya elegido a Raúl Castro como orador por «el fuerte contraste entre la identidad libertaria y humanista de Nelson Mandela y el carácter ultrarrepresivo del Gobierno de Cuba». El veterano activista de derechos humanos subrayó que a los Castro «no les ha servido para nada el ejemplo de Mandela, que pudo haberse perpetuado en el poder pero lo cedió a otros».

A Antonio G. Rodiles le parece «increíble» que Cuba forme parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y que Castro sea uno de los oradores en el servicio religioso de «una persona que buscó la paz y la reconciliación del pueblo sudafricano, cuando en la isla está sucediendo todo lo contrario».