Assad ordena rehabilitar la Gran Mezquita Omeya de Alepo, uno de los tesoros de Siria

El minarete del templo ha sido destruido durante la guerra que sufre el país desde 2011

efe
Actualizado:

El presidente sirio, Bachar al Asad, ordenó hoy la formación de un comité especial para rehabilitar la Gran Mezquita Omeya de Alepo (siglo VIII d.C), en el norte del país, informó el periódico digital Champress, próximo al régimen. El mandatario emitió un decreto para la creación de esa comisión, que estará encabezada por el gobernador de Alepo, Mohamed Wahid Aqad, y que estará compuesta por siete miembros.

El texto ha fijado el 31 de diciembre como plazo para completar las labores de mantenimiento y rehabilitación del templo, cuyo minarete fue destruido el pasado abril durante enfrentamientos entre las fuerzas del régimen y los rebeldes. El Ministerio de Asuntos Religiosos consideró hoy la agresión contra la mezquita como un ataque contra la «santidad de la religión y una señal peligrosa de la vida en la nación», según un comunicado.

La Unión de Ulemas del Levante (Siria) acusó a Al Qaeda de haber perpetrado el ataque contra la mezquita. Alepo, la mayor localidad del norte de Siria, es una de las poblaciones más castigadas por los combates entre ambos bandos, y su zoco resultó destruido por bombardeos en septiembre de 2012. La Unesco condenó esta acción y recordó a todas las partes del conflicto las obligaciones de Siria hacia su patrimonio.

La ciudad antigua de Alepo entró a formar parte en 1986 de la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco en reconocimiento a «sus raros y auténticos estilos arquitectónicos árabes» y por ser testimonio «del desarrollo cultural, social y tecnológico desde el periodo de los mamelucos».