Kerry: «La promesa de Assad de renunciar a las armas químicas no es suficiente»
John Kerry y Sergei Lavrov durante la rueda de prensa - afp

Kerry: «La promesa de Assad de renunciar a las armas químicas no es suficiente»

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos y el ministro ruso de Asuntos Exteriores tratarán la cuestion siria

Actualizado:

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, John Kerry, ha manifestado este jueves que «las palabras» del régimen de Bashar Al Assad sobre su voluntad de renunciar a sus armas químicas «no son suficientes» y que espera trabajar con Rusia para que esto realmente suceda.

Por su parte, el ministro de Asunto Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha expresado su confianza en que se llegará a un acuerdo con Estados Unidos para que el régimen sirio entregue las armas químicas que posee y que esto hará «innecesaria» cualquier acción militar estadounidense. [Así estamos contando la última hora sobre Siria minuto a minuto]

«Estoy seguro de que nuestros colegas estadounidenses están convencidos de que debemos seguir la vía pacífica para resolver el conflicto sirio», ha declarado Lavrov.

Kerry y el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, han realizado sendas declaraciones antes de dar inicio a una reunión bilateral para discutir sobre la propuesta de Moscú de poner las armas químicas de Siria bajo supervisión internacional.

Minutos más tardes de esta rueda de prensa conjunta, el Gobierno estadounidense ha asegurado que Rusia está «aislada» en su «ridícula» afirmación, expresada el miércoles por el presidente Vladímir Putin, de que fue la oposición siria la que empleó armas químicas en el ataque del 21 de agosto.

«Rusia está aislada y sola al culpar a la oposición siria del ataque», ha asegurado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en conferencia de prensa.

Por su parte, la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, ha expresado a periodistas que «sería ridículo que alguien afirme que cualquiera que no sea el régimen de Bashar Al Assad es responsable de los ataques del 21 de agosto».

La promesa de Assad

El presidente de Siria, Bachar al Asad, ha anunciado este jueves que entregará sus armas químicas a la comunidad internacional, pero ha negado que las hubiera empleado contra la población de su país, como afirma Estados Unidos.

Las amenazas de intervención de los últimos días «se basan en una provocación con el uso de armas químicas en el suburbio de Damasco, Al Guta, y la provocación fue orquestada por el Gobierno de EE.UU.», ha asegurado Assad en una entrevista exclusiva con el canal de televisión rusa «Rossia 24».

Assad se refería al ataque perpetrado el pasado 21 de agosto cerca de Damasco, donde habrían muerto más de 1.400 personas por armas químicas, detonante del plan de ataque «limitado» anunciado por el presidente de EE.UU., Barack Obama.

El líder sirio, en cambio, ha llamado a investigar el uso de armas químicas por parte de los rebeldes en otro incidente, ocurrido el pasado 19 de marzo en las afueras de la segunda ciudad siria, Alepo.

Según Asad, las armas químicas fueron suministradas a la oposición desde el extranjero, y ha pedido que se investigue qué países las enviaron para que sean sancionados.

«Tenemos que investigar de manera muy escrupulosa este asunto, para conocer la composición de estas sustancias, y qué bando las empleó. Y lo más importante, saber qué países entregaron las sustancias tóxicas a los terroristas, para luego castigar a estos países», ha agregado.

El líder del país árabe ha destacado que Damasco pondrá su arsenal de armas químicas bajo control internacional «debido a Rusia», que ha presentado esa iniciativa para evitar un ataque por parte de Washington y sus aliados.

Eso sí, Assad ha exigido a Washington que renuncie a las amenazas como condición para entregar sus armas químicas y advirtió que Siria no se embarcará en el proceso de firma de la Convención Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas «de manera unilateral».