Altercado entre un importante líder falangista libanés y un grupo de lesbianas
Nadim Gemayel - wikipedia
líbano

Altercado entre un importante líder falangista libanés y un grupo de lesbianas

El diputado Nadim Gemayel confunde la sede de un movimiento feminista con un bar de copas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los enfrentamientos sectarios que castigan últimamente al pequeño Líbano cobran una nueva dimensión después de la batalla campal sucedida el fin de semana entre un grupo de feministas y lesbianas y un destacado político libanés en una concurrida zona de marcha del Beirut cristiano.

De acuerdo con la ONG Nasawiya, uno de los movimientos feministas más activos en el país del cedro, un grupo de unas 12 personas se encontraba celebrando en la noche del viernes una fiesta de despedida para una de sus miembros en la sede de la ONG, cuando el diputado de la Falange, Nadim Gemayel, de 31 años, entró en el local por equivocación pensando que se trataba de un bar de copas.

Los guardaespaldas de Gemayel ordenaron a la festiva concurrencia que dejara de hacer fotografías y grabar vídeos provocando las críticas de las asistentes por su entrada en un recinto privado y solicitando a la seguridad del político que se identificara. Según la versión de las presentes, los guardaespaldas del parlamentario no dudaron en esgrimir varias pistolas e incluso un fusil de asalto, amenazando a las mujeres con hacer uso de su «permiso para disparar» en medio de la gran algarabía que ya se había formado, presencia policial incluida y seguidores del propio Kataeb o Falange libanesa dando apoyo físico y moral a su acorralado líder.

Varios disparos de la policía al aire, en un área residencial plagada de bares, dispersaron finalmente a la multitud de curiosos poniendo término a la trifulca con 7 activistas detenidas.

El joven Nadim Gemayel pertenece a una de las dinastías políticas con más solera del Líbano. Su abuelo Pierre fue el fundador del Partido Falangista cristiano en 1936, y su padre Bashir, nombrado presidente del Líbano en 1982 en plena guerra civil y en medio de la ocupación de Israel y Siria, resultó asesinado apenas un mes después de su elección. Su tío Amin Gemayel, cuyo hijo murió también asesinado en Beirut en 2006, y su primo Sami, son en estos momentos las figuras más influyentes de una familia que ha marcado la vida política del país en las últimas décadas.

Los guardaespaldas, condenados

Mientras que la organización Nasawiya ha emitido un comunicado condenando el comportamiento de los guardaespaldas por un proceder que recuerda al de cualquiera de las milicias que pueblan el tan fértil en conflictos escenario político libanés, el más pequeño de la saga Gemayel se ha defendido aduciendo que su convoy fue atacado por «un grupo de violentos armados con piedras, palos y tomates». Nunca 12 feministas bebiendo cerveza habían dado tanto miedo.