Dos muertos y un herido en un atentado en el consulado de EE.UU. en Ankara
La entrada al consulado afectada por la explosión - afp
turquía

Dos muertos y un herido en un atentado en el consulado de EE.UU. en Ankara

Un miembro del grupo marxista DHKP/C se ha inmolado en la garita de seguridad, matando al guardia e hiriendo a una periodista

Actualizado:

Una persona ha muerto y otra ha resultado gravemente herida como consecuencia del atentado que ha tenido lugar esta mañana en la puerta de la sección consular de la embajada de Estados Unidos en Ankara, en Turquía. En las primeras imágenes difundidas pueden verse las columnas de humo elevándose por encima de los edificios de la embajada, así como la garita de vigilancia del recinto, destrozada por la detonación.

El gobernador de Ankara, Alaaddin Yüksel, ha confirmado que se ha tratado de un atentado suicida perpetrado por un miembro de la organización armada Frente/Partido Revolucionario de Liberación Popular. Se cree que la detonación tuvo lugar cuando el atacante fue conminado a pasar a través del arco de seguridad de la entrada. La explosión ha volado la garita de vigilancia de la entrada, matando al guardia, el ciudadano turco Mustafa Akarsu, de 36 años.

En el atentado ha resultado herida también la periodista de 38 años Didem Tuncay, que se encontraba en el consulado para solicitar un visado para los EE.UU. Tuncay ha sido trasladada al Hospital Numune de Ankara y se encuentra en condición crítica.

El DHKP/C, una guerrilla urbana de ideología marxista considerada terrorista por Ankara, la Unión Europea y los EE.UU., ha saltado a la actualidad recientemente debido a la oleada de arrestos de intelectuales a los que las autoridades turcas acusan de vinculación con esta organización. Varios medios de comunicación aseguran que el suicida ha sido identificado como Ecevit Sanli, un hombre de 30 años que había pasado algún tiempo en prisión por su vinculación con este grupo.

No se han producido daños materiales dentro de la embajada, y todo el personal ha sido transferido a habitaciones de máxima seguridad en el interior del edificio. La policía ha acordonado la zona ante la posibilidad de que se produzca una segunda detonación, una técnica utilizada por muchos grupos terroristas. En la misma zona se encuentran también las embajadas de Francia y Alemania.

Las autoridades han confirmado que las cámaras de seguridad no estaban activas debido a un corte de luz, si bien aún se desconoce si dicho apagón afectaba a toda la zona o solamente al edificio de la embajada, lo que podría ser parte de la preparación del atentado.