Los ministros de Exteriores alemán y francés, Westerwelle y Fabius, ayer en Berlín
Los ministros de Exteriores alemán y francés, Westerwelle y Fabius, ayer en Berlín - efe

Francia y Alemania responden a Cameron que una «Europa a la carta» no es una opción

El ministro alemán de Exteriores advierte al «premier» de que no puede escoger los aspectos de la pertenencia que más le interesan. Una eventual salida de la UE podría ser «peligrosa» para el Reino Unido, asegura Fabius

Actualizado:

El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, ha advertido al primer ministro británico, David Cameron, que Berlín quiere que el Reino Unido siga siendo un miembro de pleno derecho de la Unión, pero que Londres no puede pretender escoger los aspectos de la pertenencia a la UE que más le interesan.

«Alemania quiere que el Reino Unido siga siendo una parte activa y constructiva de la Unión Europea... pero la Europa a la carta no es una opción», explicó Westerwelle, después del anuncio de Cameron de que preguntará si los británicos quieren seguir dentro de la UE en caso de victoria electoral en el año 2015. Westerwelle añadió que lo que Europa necesita es más integración, no menos.

El ministro alemán coincidió con su homólogo francés, Laurent Fabius, que advirtió de que la eventual salida del Reino Unido de la UE «corre el riesgo de ser peligrosa también» para el propio país y rechazó la hipótesis de «una Europa a la carta».

En una entrevista a la emisora «France Info» antes del discurso de Cameron, Fabius insistió en que «no se puede hacer una Europa a la carta» y se mostró partidario de que «los británicos puedan aportar elementos positivos a Europa». Señaló con ironía que hace unos días en un encuentro con empresarios británicos les dijo que si su país abandona la UE les desplegaría «la alfombra roja».