La República Centroafricana logra la paz  con un gobierno de unidad que incluye a los rebeldes
Firma del acuerdo de paz en Libreville - afp

La República Centroafricana logra la paz con un gobierno de unidad que incluye a los rebeldes

El presidente Bozizé mantendrá sus funciones durante el año de proceso de transición antes de las nuevas elecciones

efe
Actualizado:

El presidente de la República Centroafricana, François Bozizé, decretó ayer la disolución del Gobierno del primer ministro, Faustin Archange Touadera, consecuencia de la firma de un acuerdo de paz entre el Ejecutivo, la oposición democrática y la coalición rebelde Seleka.

La radio nacional centroafricana publicó el decreto presidencial, que abre el camino a la formación de un gobierno de unidad nacional, tal como previsto en el acuerdo de paz firmado en Libreville, capital de Gabón.

De momento, Bozizé no ha nombrado a un nuevo primer ministro, ya que deberá ser elegido por la oposición centroafricana, que formará parte del Gobierno durante un periodo de transición de un año, paso previo a la convocatoria de unas elecciones legislativas anticipadas. Según el mismo acuerdo, el presidente no podrá destituir al primer ministro ni disolver el Gobierno durante la transición.

Los miembros de la coalición rebelde Seleka estarán invitados a participar en el gobierno de unidad.

El presidente Bozizé afirmó a su regreso a Bangui, procedente de Libreville, que han comenzado las consultas con los miembros de la oposición para la formación del gobierno.

Logrado después de tres días de negociaciones en Libreville, el acuerdo de paz incluye un cese de hostilidades inmediato entre la rebelión armada y el Ejército centroafricano así como la permanencia en el poder de Bozizé. La retirada de todas las fuerzas extranjeras, excepto las Fuerzas Africanas de Interposición (FOMAC) es otro punto del mismo acuerdo.

El pasado 10 de diciembre, la coalición de rebeldes Seleka, integrada por tres movimientos insurgentes, inició una ofensiva armada que se detuvo a cien kilómetros de Bangui y con la que reivindicaban la aplicación de los acuerdos de paz firmados en 2008 con el gobierno centroafricano.