Lo que te puede pasar si eres fan de la comida negra

Estos alimentos, tan de moda últimamente, están hechos con carbón activado

MADRIDActualizado:

La comida negra hecha con carbón activado puede no ser tan sana como parece o la quieren vender. Hamburguesas, panes, helados... De tan solo un vistazo a instagram se observa como el hashtag #blackfood -que aglutina fotografías de platos de este color-, tiene unas 11,681 publicaciones que casi siempre van acompañadas de calificaciones como #comidareal #comidasana #orgánico #vegano o #vidasencilla, y que pueden dar lugar a error.

Sencillamente, explica el químico José Miguel Mulet, autor de «¿Qué es comer sano?», es «una moda alimentaria como cualquier otra, que no tiene ningún beneficio para la salud. Creo que se ha pensado que como el blanco (tipo azúcar y demás) es veneno, pues lo negro será una maravilla. No tiene más sentido que eso». «Bueno, y que en el mundo de la alimentación y la nutrición circulan muchos mitos e informaciones falsas, y es difícil orientarse en ese maremágnum informativo», advierte.

Nana nicecream with activated charcoal to detox out all the filth and sins in your body😎😜. Thanks @sugaredcoconut for filling our feed with creamy bowls in different colors👌🌈

Una publicación compartida de Healthy Foods Made Fun 🌈 (@rawnice) el

Es verdad que el carbón activado, aclara Mulet, «está autorizado para uso alimentario, y su principal función es la de colorante». «Es una moda más. El carbón activado ingerido de esta forma no tiene beneficios para la salud».

Solo los tiene, aclara este químico, cuando se utiliza para determinados tratamientos médicos. «El carbón activado es una materia muy porosa, y es capaz de absorber con mucha eficiencia determinadas moléculas, por eso es eficaz para tratar alguna intoxicación, pero te lo tiene que prescribir un médico y el paciente lo toma en pastillas por vía oral». También se utiliza, añade, «para evitar el mal olor de los pies e, incluso, para filtrar el agua».

Pero si solo se utiliza esta sustancia como colorante, su principal defecto, añade Mulet, «es que como el carbón activado es tan poroso y absorbe tantas moléculas, puede llevarse también por delante las vitaminas presentes y otras sustancias que pueden ser beneficiosas para el ser humano. También puede ocurrir que si tomas mucha cantidad, tengas una obstrucción intestinal. En grandes porciones te puede pasar», insiste este químico, autor de numerosos libros de alimentación como «Los productos naturales, vaya timo» o «Comer sin miedo».