«Nos sorprenderíamos al saber dónde terminan muchas imágenes que se suben a la Red»

Gerard Martínez, de CiberProtector, explica algunas claves para proteger a los menores de los riesgos de internet

Actualizado:

Gerard Martínez, de Desarrollo de negocio de CiberProtector, asegura que el control parental es necesario pero no es suficiente. «Casi tan importante como el filtro de control parental es una buena educación digital que permita a tus hijos acceder sin riesgos a internet».

Explica que si los padres están concienciados sobre la importancia de la ciberseguridad podrán transmitir hábitos sanos a sus hijos al usar las redes sociales, gestionar su privacidad, etc. «El conocimiento de los riesgos de internet es solo el primer paso en la educación digital de nuestros hijos», matiza.

¿Cómo se puede saber si alguien indebido está contactando por internet con mi hijo?

Una de las normas de obligado cumplimiento es que no puede contactar ni responder a nadie a quien no conozca personalmente. Si nuestro hijo observa una petición de contacto extraña, debe avisarnos inmediatamente. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) la edad media de inicio en internet ya está en los 7 años.

De todos modos nuestro hijo debe saber que siempre tendremos acceso a su móvil. Su contraseña de desbloqueo y cualquier medida de seguridad para acceder al móvil debe ser conocida por los padres.

¿Qué ocurre con los datos personales que cuelga en sus redes sociales

Se pierde totalmente el control sobre ellos. Hay expertos, como Silvia Barrera (inspectora de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía), que explican que nos sorprenderíamos al conocer dónde terminan muchas de las imágenes que suben menores a sus perfiles sociales. Mucha gente no es consciente de que existe la Dark Web o internet oscura, el alcantarillado en el que se encuentran actividades que no quieren ser descubiertas como pornografía infantil, licencias de conducir extranjeras y piratas informáticos por encargo. Más del 90% del internet se encuentra aquí.

Según la edad no se debe permitir la creación de cuentas en Facebook, Instagram, etc. (o sin consentimiento de los padres en adolescentes a partir de 14 años). Solo en WhatsApp.

En cualquier caso, el uso de redes sociales debe contar con la supervisión de los padres. Si permitamos el acceso a alguna red social lo haremos aplicando a su perfil los máximos filtros de privacidad posibles. Tenemos que entender, por ejemplo, que cuando nuestro hijo tenga 18 años y busque un trabajo, su jefe podrá acceder a su vida 'online' entera, lo que puede resultar muy decisivo para que le den el empleo o no.

¿Es posible saber si hace un buen uso de internet?

Desde el principio, nuestro hijo debe tener claras las normas y límites que le marcamos: Horarios, tiempo de uso, imposibilidad de descargar programas etc. Como padres tenemos que estar siempre informados de los riesgos de internet, aprender cómo funcionan las redes y negociar unas normas de uso con los hijos manteniendo una comunicación fluida. Espiarles con una cuenta anónima no soluciona nada.

¿De qué manera puedo evitar que entre en páginas o vea contenidos poco apropiados para su edad?

Es aconsejable que conecte el ordenador en un lugar de la casa en el que haya presencia habitual de adultos y hasta ciertas edades es recomendable que no estén solos delante del ordenador. Y, en todos los casos, las medidas de control parental, navegador infantil, restricción en uso de aplicaciones y el establecimiento de normas y límites es lo recomendable.

¿Es posible que los padres protejan a los menores de que accedan a informaciones como «el momo»?

Es importante asegurarnos de que nuestros hijos entienden que no deben hablar online con nadie a quien no conocen en la vida real, ni dar de alta números desconocidos a sus contactos. Ese sería el primer paso.

En el caso de usar Youtube Kids, la configuración de reproducción automática debe estar deshabilitada y los controles parentales activados.

Internet ofrece un universo de oportunidades en aprendizaje, comunicación, creatividad y entretenimiento. Nuestros hijos han de ser capaces de coexistir con la tecnología aprovechando todas sus virtudes, no depender ni ser manipulados por ella.

Las recomendaciones planteadas no solo sirven para el uso del móvil o de acceso a Internet, sino para la vida en general. Los niños crecen en un mundo cambiante. Es emocionante y seductor, pero está el riesgo de ofrecer una visión parcial de la vida y las relaciones sociales. Sin duda, lo mejor es lo que vivirán en el mundo real con su familia y sus amigos.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia