Día Universal de los Derechos del Niño

Los peligros que acechan a los menores españoles

Acoso escolar, ciberacoso y violencia de género, entre los principales problemas de los niños en nuestro país

MADRIDActualizado:

El 20 de noviembre es el día para recordar y defender en todo el planeta los derechos de los niños: su derecho a la salud, la educación, a la protección, a ser escuchados... independientemente del lugar del mundo en el que haya nacido. Hay miles de situaciones mejores y peores que viven los menores en los diferentes países. Pero como uno de los colectivos más vulnerables que existen, la infancia es presa de muchos peligros. Y los niños españoles también.

Con motivo de la celebración hoy del Día Universal de los Derechos del Niño, la Fundación Legálitas, dedicada a la defensa del menor, repasa los principales problemas que afectan a los niños de nuestro país, siempre con el objetivo de velar por sus intereses desde el punto de vista jurídico. En una nota de prensa, ha resumido los peligros que acechan a los menores y cómo afrontarlos:

1. Separación o divorcio de los padres: Aunque los niños siempre se ven afectados por lo que ocurre en su entorno familiar, hay asuntos en los que son, sin quererlo, los protagonistas directos. Cuando unos padres se divorcian, las medidas que se toman en relación a la atribución de la guarda y custodia, el régimen de visitas, incluidos los periodos de vacaciones o la pensión de alimentos, afectan a los hijos muy directamente.

Llegado el momento de una separación o divorcio, esta situación no debe ser un obstáculo para que los miembros de la familia mantengan una situación de comunicación, necesaria para los hijos que están en periodo de desarrollar su personalidad. Por ello, puesto que la patria potestad la ejercen conjuntamente ambos progenitores, lo más idóneo y beneficioso para los menores es que éstos, de mutuo acuerdo, pacten en Convenio Regulador las medidas que consideren más beneficiosas para los hijos y que les faciliten que la situación de separación y divorcio tenga el menor impacto posible para ellos.

Para los supuestos de desacuerdo, cualquiera de los progenitores puede iniciar un procedimiento de separación o divorcio contencioso, en el que, después de haber oído a ambos y al hijo si tuviera suficiente juicio y en todo caso si es mayor de 12 años, el juez, entre otras medidas, decidirá atribuir la guarda y custodia a uno de ellos o a ambos de forma conjunta.

2. El acoso escolar y el ciberacoso: Eluso de las nuevas tecnologías por parte de los menores es cada vez mayor y comienza a edades más tempranas. Casi el 94% de los niños utiliza ordenador, un 92% navega por internet, y en ambos porcentajes estamos ante una práctica mayoritaria en edades anteriores a los 10 años, según la encuesta sobre «Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares», publicada en octubre de 2014 por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que señala además que la población infantil (de 10 a 15 años) usa de forma masiva las nuevas tecnologías.

Esta nueva situación social, adaptada a los tiempos que corren, hace que se multipliquen los posibles cauces de agresión a derechos e intereses de los jóvenes con el añadido de las múltiples posibilidades de ocultación de sus autores, provocando que la intimidad y seguridad o el secreto de las comunicaciones entre menores, puedan ser objeto frecuente de lesión por parte de sujetos que, haciendo uso de falsas identidades, dañan el libre desarrollo de la personalidad de muchos jóvenes causando graves daños en su reputación.

La Fundación Legálitas insiste en unas pautas básicas en el uso de las nuevas tecnologías, primordiales para evitar, en la medida de lo posible, algunos de los riesgos propios de la sociedad tecnológica en la que vivimos:

—En redes sociales no aceptes como amigos a personas que no conozcas. Pon siempre en la privacidad de tu perfil, solo conocidos.

—No seas cómplice. Nunca reenvíes contenidos que puedan dañar a otra persona. Aprende a respetar a los demás, en internet también.

—Si tienes algún problema con alguien en internet o en las redes sociales, no te calles, habla con tus padres, profesores o amigos.

—Rechaza un correo o un WhatsApp que te haga sentir incomodo o avergonzado, no lo contestes y cuéntalo siempre a tus padres o profesores. Controla tu vida en internet.

—Lo que se escribe en internet, se queda para siempre. No cuelgues nada que no pondrías en el tablón de anuncios de tu colegio.

—La diferencia entre lo que está bien y lo que está mal, en internet, es la misma que en la vida real. Si no lo haces en la vida real, no lo hagas en internet.

Estos consejos forman parte de una de las campañas de concienciación dirigidas a menores realizada por la Fundación Legálitas y la Fundación Deporte Joven, del Consejo Superior de Deportes, que consiste en seis videos protagonizados por deportistas de élite que pueden verse en http://www.navegaseguroeninternet.com/

3. Violencia de género: Los menores son, en muchos casos, además de testigos silenciosos de la violencia de género, víctimas directas. Por este motivo, las leyes de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia que han entrado en vigor el pasado mes de agosto, han incorporado medidas para proteger a los niños en estos casos:

—Los jueces deberán acordar obligatoriamente medidas cautelares de protección entre las que pueden decidir la suspensión del régimen de visitas, estancia, relación o comunicación con el inculpado.

—Al agresor se le suspenderá el abono de la pensión de viudedad desde el momento en que sea imputado.

—Los menores tendrán acceso a la pensión de orfandad completa.

—El causante del fallecimiento de un progenitor no podrá heredarle, y serán los hijos los herederos directamente.

4. Seguridad vial: Los adultos tenemos la obligación de educar a los niños en seguridad vial y, por supuesto protegerlos, cuando ellos no puedan hacerlo por sí mismos. Desgraciadamente, la mayor parte de los niños fallecidos en las carreteras no llevaban un sistema de retención infantil, o el que llevaban no era el adecuado o no se estaba usando correctamente.

Hay que tener presente que los sistemas de retención son la mejor protección y seguridad que le podemos ofrecer a los niños dentro del coche, pero para que esta protección sea efectiva en caso de accidente, debemos elegir la sillita adecuada para cada momento, siempre atendiendo a la talla y al peso del pequeño y dejando la edad en un plano secundario. Además, si el niño mide 1,35 cm o menos, desde el pasado 1 de octubre, debe viajar en los asientos traseros, salvo en estos casos: si el vehículo es biplaza, si la parte trasera ya está ocupada completamente por otros niños en sillita; o si, por las condiciones del automóvil, no pueden instalarse ahí todos los sistemas de retención.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia