Al 90,3% de los padres les preocupa el consumo del alcohol de los hijos

The Family Whatch presenta el VI Barómetro de la Familia 2017

MADRIDActualizado:

El consumo del alcohol, los horarios de salidas y el uso que hacen los menores de las nuevas tecnologías serían tres de las principales preocupaciones de las familias españolas, según el VI Barómetro de la Familia TFW presentado hoy por The Family Watch y realizado por la consultora GAD3. Según la encuesta, en la que se han entrevistado a un total de 600 familias, al 90,3% de los padres les preocupa el consumo de alcohol que hacen los jóvenes. Una realidad que, según el sociólogo Narciso Michavila, presidente de GAD3, «está relacionada de forma muy directa con la falta de diálogo entre padres e hijos. Pasa en España, y afecta de la misma forma en toda la sociedad occidental», apunta.

María José Olesti, directora general de The Family Watch, recuerda las cada vez más frecuentes noticias de comas etílicos en menores en nuestro país: «estas informaciones nos tienen que hacer reflexionar sobre cómo estamos educando a nuestros niños. Si no educamos en valores, si familia y escuela no van en la misma línea, los casos no dejarán de crecer. Las familias cada vez más están preocupadas, así lo refleja este estudio y siguen demandando un mayor reconocimiento por parte de las instituciones, pero desde las mismas se debe hacer una apuesta más valiente. Sin duda es necesaria una concienciación sobre el fundamental papel de la familia en nuestro país».

Nuevas tecnologías

En el estudio las familias españolas muestran también su preocupación por el uso que hacen sus hijos de internet. Sin duda el acoso, la falta de privacidad y la sexualización de los menores son los aspectos que más preocupan a los encuestados. Entre las «soluciones» propuestas por los padres están un mayor control de navegación, a través del ordenador y el móvil, así como velar por la intimidad de los menores en las redes sociales. En este aspecto, el 81,7% de los encuestados contesta afirmativamente a la propuesta de que sólo se pueda acceder a contenidos de adultos sólo si se solicita a la compañía de internet, para proteger a los menores, como ya está sucediendo en el Reino Unido.

Para el presidente de GAD3, «existe una excesiva permisividad por parte de los padres con el alcohol y el uso de los "smartphone". No es que la comunicación en las familias está disminuyendo, sino que está cambiando. Necesitamos, por lo tanto, unas reglas de convivencia, en el uso de las Nuevas Tecnologías. En el estudio se refleja que la edad media de compra del móvil es de 14 años». En este sentido el experto aboga porque «la edad no es tan importante como el sentido de responsabilidad o el nivel de madurez del menor».

Para la abogada experta en menores Sonsoles Vidal Herrero-Vior, «es clave el que los padres se impliquen más en la educación de los hijos, siempre en consonancia con la escuela. Cuando hablamos de poner filtros de internet para evitar que los menores accedan a determinados contenidos debemos tener en cuenta que lo hacemos para proteger y prevenir, no tanto para controlar» pero para ello, concluye esta experta, «los padres deben disponer de tiempo para poder dedicarlo a sus hijos y mejorar la comunicación con ellos desde que son pequeños».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia