Teléfono móvil en una playa
Teléfono móvil en una playa - ABC

¿Qué hacer si mi móvil coge una alta temperatura?

Los smartphones se calientan como cualquier dispositivo electrónico, en el caso de los ordenadores el enfriamiento continuo del ventilador u otro sistema de refrigeración modera la temperatura, pero los terminales no disponen de uno integrado

MadridActualizado:

Los smartphones están sometidos a una alta frecuencia de uso por la permanente conexión de las aplicaciones, pero en verano las altas temperaturas pueden provocar sobrecalentamientos de los terminales si no se realiza una gestión eficiente del terminal.

Los móviles se calientes como cualquier dispositivo electrónico, en el caso de los ordenadores el enfriamiento continuo del ventilador u otro sistema de refrigeración modera la temperatura, pero los smartphones no disponen de un ventilador integrado.

Se debe tomar conciencia de las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano y permitir solo a aquellas que sean imprescindibles. Uno de los motivos de la alta temperatura es el empleo de todas las redes de conectividad: Bluetooth, wifi o GPS. Por oro lado, las aplicaciones de mayor peso, como los juegos, consumen muchos recursos y exprimen la capacidad del móvil hasta el límite.

Durante la carga, el terminal incrementa la temperatura, por lo que es recomendable colocarlo en un espacio libre de obstáculos. Asimismo, hay que percatarse que durante esos momentos el calentamiento no está relacionado con la funda o la carcasa. Muchos de los usuarios cargan la batería durante la noche por miedo a salir de casa y que el terminal se descargue, pero lo más adecuado es desconectarlo de la batería una vez ha llegado al límite de sus capacidad y no dejarlo toda la noche en carga.

En los smartphones que permiten la inclusión de una tarjeta SD el aumento de temperatura ocurre en mayor grado. Pese a que lo más recomendable es actuar de manera preventina, una vez que el terminal se ha calentado hay que tratar de enfriarlo.

Si el móvil ha llegado al límite y no hay manera de enfriado, el usuario debe apagarlo, además de quitarle la carcasa y el cargador si está conectado, extraerle la batería si es posible y dejarlo en un espacio fresco y con sombra.

Prevención

Con el calor del verano el móvil está expuesto a un gran aliciente para que el dispositivo llegue al límite de la temperatura de la que está capacitado de soportar. Si el terminal es trasladado a la playa, hay que evitar que permanezca al sol. Sin embargo, si se carece de un espacio a la sombra o no se ha llevado sombrilla, lo más recomendable es apagarlo o dejarlo en casa.

Estas mismas recomendaciones se deben aplicar cuando el usuario va en el coche y lo deja en el posavasos o en el salpicadero, sobretodo en los grandes trayectos como los viajes. No solo puede llegar a fallar el sistema del móvil, sino también puede sufrir deformaciones en la pantalla y en la carcasa.