GTRES

Bordados sobre «azul asturiano»para la Reina Letizia

Escogió de nuevo un Felipe Varela, que combinó con unos pendientes del joyero real

Actualizado:

De nuevo con un vestido de largo midi, tan regio, tan ceremonioso y tan Dior en su origen, su atuendo era obra -como siempre ha sido en este día especial del Principado- de su primer modisto de cabecera, Felipe Varela, quien tantos años ha sido leal, discreto y eficaz a la hora de elaborar el vestuario de Doña Letizia. Se trataba de un modelo en un original patchwork brocado que hacía dibujos romboidales en las caderas y la espalda, mientras que creaba un efecto de falso bustier en el escote. Bordado a mano en hilo, cristal y metal, combinaba varios tonos a la perfección: azul noche, cerúleo, gris pizarra y nude.

Colores que favorecen

El azul es el color que más veces ha escogido Doña Letizia para estos premios que ya son Princesa de Asturias, si bien ha privilegiado en ocasiones el verde, que tanto le favorece. La pochette de mano era oscura y los salones negros parecían ser de Prada.

GTRES/EFE
GTRES/EFE

Como única joya, la Reina llevaba los pendientes de chatones que utilizó hace unos días y de los que no solía hacer uso antes. Está bien que la Reina utilice las joyas que tiene a su disposición, si bien lo suele hacer con discreción y mesura. Estos pendientes, los más destacados del joyero real, son parte de las «joyas de pasar» de la Reina Victoria Eugenia. Con la raya al lado, el cabello liso con una cierta curva y en un tono ligeramente más oscuro de lo habitual, Doña Letizia salió del Teatro Campoamor del brazo del Rey Don Felipe con emoción y satisfacción en el semblante, en lo que supuso una impecable estampa Real.

GTRES
GTRES

Por su parte, Doña Sofía repitió el mismo traje que lució en la abdicación de Don Juan Carlos, que estrenó durante la visita de Benedicto XVI a España en el año 2011.