Una de las fotos de la campaña de verano de H&M que levantó la polémica del moreno dañino. - h&M

H&M pide disculpas por su moreno caribeño

La firma de moda se ha disculpado por su campaña de verano con una modelo con un tono de piel juzgado como extremadamente moreno, por la asociación sueca contra el cáncer

madrid Actualizado:

La asociación sueca contra el cáncer hizo saltar la alarma mediática a las pocas horas de ver la nueva campaña de baño del gigante de moda sueco H&M, en la cual figura una modelo con un tono de piel «moreno carbón».

La «top» brasileña Isabeli Fontana luce piezas de la nueva colección de baño de la firma «low cost» y lleva un color de piel muy oscuro, posiblemente conseguido con maquillaje corporal, a la vez que con Photoshop. La cuestión, no es si la modelo tomó el sol o no para ponerse a tono para las fotos. El problema, según las asociaciones que luchan por concienciar sobre los efectos dañinos del sol, es que estas fotos pueden fomentar el deseo por parte de las demás mujeres a estar igual de morenas.

Las firmas de moda, las estilistas, los creativos de campañas y las modelos son los que dictan las tendencias. Las asociaciones contra el cáncer de melanoma luchan cada día por transmitir que el tomar el sol es algo obsoleto y que prima el llevar el color de piel natural, por muy pálido que este sea.

La firma ha declarado en un comunicado oficial: «Lo sentimos si hemos herido a alguien con nuestra última campaña de verano. No era nuestra intención el enseñar un ideal específico de belleza o el animar a nadie a hacer algo peligroso. Nuestra intención era lucir nuestra nueva colección de baño».

Sin duda, las firmas de moda americanas son de las que mejor cumplen con la estética «pantalla» total, y si no, no hay más que ver la última campaña de verano de Banana Republic con la modelo Coco Rocha con su piel blanca leche.

Ya es la segunda vez en lo que va de año que el melanoma llega a los titulares, vinculado con el mundo de la moda. Hace unos meses las agencias de modelos londinenses les prohibieron a sus «tops» el darse rayos UVA, en un intento de concienciar al público de las posibles causas del cáncer de piel.