Pedro del Hierro en una imagen tomada en 2011
Pedro del Hierro en una imagen tomada en 2011 - efe

Muere el diseñador Pedro del Hierro a los 66 años

Padecía problemas del corazón. Aunque el mundo de la alta costura le hizo triunfar, Pedro del Hierro estuvo siempre cercano al prêt-à-porter. Los restos mortales del diseñador se trasladarán al tanatorio Norte de Madrid

Actualizado:

El diseñador Pedro del Hierro ha fallecido este viernes en Madrid a los 66 años de edad, según han confirmado fuentes del Grupo Cortefiel.

Pedro del Hierro ha sido uno de los grandes diseñadores españoles. En 1974 presentó su primera colección a la prensa y dos años más tarde, con 28, se convirtió en el miembro más joven de la Cámara de Alta Costura en la que se econcontraban entonces diseñadores del prestigio de Pedro Rodríguez, Pertegaz, Santa Eulalia o Lino.

Aunque el mundo de la alta costura le hizo triunfar, Pedro del Hierro estuvo siempre cercano al prêt-à-porter y fue muy consciente de la importancia que el respaldo industrial tiene para un creador.

«La moda sin la industria no es nada —afirmaba Pedro del Hierro— Puedes mantener la Alta Costura con unas cuantas costureras y un taller muy pequeño, pero la moda tal como la concebimos hoy, tiene que contar con la industria y todas las grandes marcas que hay en el mundo, todas, están perfectamente conectadas con la industria».

En 1989, Pedro del Hierro integró sus colecciones en el Grupo Cortefiel. Desde muy joven, el modisto madrileño fue un gran visionario de la moda, describían en Efe.

El diseñador se retiró de las pasarelas en 2002 y anunció su jubilación en 2011. En el acto en honor, Modesto Lomba, presidente da ACME, aseguró que el diseñador era un «creador» que había hecho «historia viva de nuestra moda».

En la década de los 80, se convirtió en uno de los diseñadores «más deseados, además de ver crecer la pasarela Madrid Fashion Week y configurar la actual moda española», dijo Lomba.

«He entregado toda mi vida a la moda, he tenido la suerte de vestir a personas bellísimas, sabiendo siempre que la belleza no es cuestión ni altura ni de medida, sino de una forma de ser, de saber mostrarse a los demás», dijo el diseñador en un discurso de agradecimiento en 2011 cuando se jubiló.

En ese mimso discurso hizo alusión a sus problemas de salud, pero se mostraba esperanzado. «Si mis cardiólogos no se equivocan, esto no será un adiós, sino un hasta pronto», dijo con una sonrisa.

Los restos mortales del diseñador se trasladarán al tanatorio Norte de Madrid, donde será incinerado este domingo en la más estricta intimidad, han señalado las mismas fuentes.