El sencillo gesto de Meghan Markle que ha causado una tormenta mediática en Reino Unido

La Duquesa de Sussex, que acudió esta semana a su primer acto oficial en solitario, sin ningún miembro de la Familia Real inglesa, cerró la puerta del coche que la trasladaba

Actualizado:

Meghan Markle se encuentra muy centrada en sus encuentros oficiales como parte de la Familia Real inglesa. Esta misma semana por la tarde, la mujer del Príncipe Harry acudía a su primer acto público en solitario: la exposición «Oceanía» en la Royal Academy of Arts de Londres.

Para la ocasión lució impecable, con un vestido negro de gasa y terciopelo de Givenchy con el que consiguió acaparar todas las miradas. Pero mientras unos se fijaban es un «look», otros se percataban del pequeño error protocolario de la Duquesa de Sussex.

Nada más llegar y bajarse del coche oficial que la trasladó al lugar del acto, Markle, con toda la naturalidad del mundo, tuvo el gesto de cerrar ella misma la puerta del automóvil. Un gesto muy cotidiano para el resto de los mortales, pero poco frecuente dentro de los miembros de la Familia Real inglesa.

Habitualmente son los del equipo de seguridad los que abren y cierran las puertas con el fin de evitar cualquier tipo de amenaza o, en su defecto, los acompañantes mientras que los royals se dedican a saludar a su llegada al acto.

Este cotidiano gesto ha provocado una tormenta en los medios de comunicación y en las redes sociales. Son muchos los que han aplaudido a la Duquesa de Sussex, asegurando que es una fuente de inspiración. «Una princesa que todavía se cierra la puerta. ¡Bien hecho, Meghan!», opina un periodista británico especializado en los Windsor.

Sin embargo, otros muchos critican la actuación de la mujer del Príncipe Harry. Los expertos en protocolo no son partidarios de este tipo de gestos. Opinan que debería de haber dejado a otros cerrar la puerta. Además, diversos medios ingleses han catalogado a la Duquesa de Suussex de «humilde».