Meghan Markle y el príncipe Enrique
Meghan Markle y el príncipe Enrique - Mega

Salen a la luz unas imágenes del primer beso entre Meghan Markle y el príncipe Enrique

Fue su primera exhibición pública de afecto desde que comenzaron su romance, hace poco más de nueve meses

MadridActualizado:

La actriz Meghan Markle acudió el pasado sábado a su primer evento público como pareja oficial del príncipe Enrique, un partido de polo benéfico en Acot, Inglaterra. Fue tal la expectación que se formó, que decenas de medios británicos no se perdieron ningún detalle de los jóvenes enamorados. Para esta ocasión tan especial, Meghan escogió un vestido azul sin mangas con un dobladillo asimétrico de Antonia Berardi y una chaqueta de Aritzia. Durante la competición, se pudo ver a la intérprete sentada en las gradas del palco real animando a su caballo y mirando con dulzura a lo lejos, al finalizar la pareja fue descubierta por los paparazzi mientras se daban un tierno beso entre los coches. Esto se produje durante el segundo día consecutivo en el que la intérprete, de 35 años, asistía a un evento en el que el duque de Cambridge participaba. Fue su primera exhibición pública de afecto desde que comenzaron su romance, hace poco más de nueve meses.

Hace siete meses, el príncipe Enrique, de 32 años, estallaba y ordenaba al jefe de prensa en el Palacio de Kensington la publicación de un contundente comunicado en defensa de su novia, la actriz estadounidense Meghan Markle, a la que conoció en mayo en una gala benéfica en Toronto y con la que sale formalmente desde agosto. En el comunicado explicaba que tanto su pareja y la familia de ella estaban siendo objeto de «una ola de abuso y acoso» por parte de los medios y de los hostigadores de las redes sociales, los llamados «trolls», con ataques racistas y sexistas. «Una tormenta» que calificaba de «injusta».

«Meghan es muy afectuosa con el príncipe como se puede evidenciar en la foto donde se la puede ver tirando de él hacia ella y ella tiene sus brazos alrededor de su cuello. Sus brazos alrededor de su cuello revelan que Meghan quiere cuidar de él y es un gran apoyo para él. El lenguaje corporal de príncipe Enrique indica que es muy receptivo con ella y parece bastante enamorado», explicó el experto en lenguaje corporal Lillian Glass para la revista estadounidense HollywoodLife.