Meghan Markle
Meghan Markle - Dennis Van Tine

El duro pasado de Meghan Markle impulsa su próxima campaña

La mujer del Príncipe Harry era «demasiado blanca» para la comunidad negra, por lo que fue etiquetada como «étnicamente ambigua» desde niña

MadridActualizado:

Durante una entrevista concedida en 2017 a la revista Allure, Meghan Markle se abrió sobre la desigualdad a la que se ha tenido que enfrentar a lo largo de su vida debido al color de su piel. La Duquesa de Sussex, cuya madre es africana y cuyo padre es de raza blanca, ha sufrido discriminación a la hora de trabajar. Durante su época como actriz acudía a los cásting y la etiquetaban de «étnicamente ambigua», recuerda. «¿Era latina? ¿Sefardí? ¿Caucásica exótica?», las pecas que tiene sobre la nariz y las mejillas terminaban de confundirles del todo.

«Fui a una clase de estudios afroamericanos en Northwestern, donde estudiamos los distintos colores de piel. Esta fue la primera vez que le pude poner nombre a mi raza puesto que era demasiado blanca para la comunidad negra. Estaba etiquetada como ‘étnicamente ambigua’», la actriz recordó que en una ocasión, durante una sesión de fotos, decidieron borrar sus pecas y blanquear su piel para que se acercase más a una clasificación étnica. «Para todos mis amigos pecosos a lo largo del mundo, voy a compartir algo que mi padre me dijo cuando era más joven: 'una cara sin pecas es una noche sin estrellas’».

Esta sensibilidad de la Duquesa de Sussex en cuanto al racismo han impulsado su interés sobre una campaña cuyo objetivo es «descolonizar» las universidades británicas. En su última visita a la Ciudad Universitaria de Londres, la mujer del Príncipe Harry se sorprendió al conocer la escasez de profesores de color y mujeres en las universidades británicas. «¡Oh dios mío!», exclamó al conocer las cifras exactas, según informa el diario «The Sunday Times».

Meghan animó a los asistentes a debatir sobre estos datos y coincidió en la importancia de incluir en el programa universitario a «pensadores y escritores negros», pues considera que el actual sistema podría estar «anticuado». Es probable que su gran interés por esta causa responda en gran medida a los problemas que tuvo que enfrentar en el pasado.

Una lucha común

La de la Duquesa fue solo una de de las muchas historias que la revista Allure publicó en 2017 en «La belleza de la diversidad», que presenta a mujeres como Jessica Alba, Priyanka Chopra, Bethann Hardison, Zazie Beetz, Eva Longoria o Samira Wiley, entre otras, en las que defiende la belleza de la diversidad en las personas.

Quien no ha tenido problemas en aceptar su color de piel ha sido su marido, el Príncipe Enrique, y futuro padre de su bebé. Ambos presumen de su amor y están deseando conocer al que será el más pequeño de la familia real británica.