GTRES

¿Quién es el culpable de dejar la etiqueta en un vestido de Meghan Markle? Sus estilistas, a juicio

No suele ser habitual que la duquesa de Sussex comenta errores en su vestuario, por eso su llegada a Tonga fue tan comentada

Actualizado:

Desde que se convirtió en duquesa de Sussex, Meghan Markle no ha tenido ni un solo error en su vestuario. Pero, en su ajetreada gira por Oceanía embarazada de su primer hijo, la esposa del Príncipe Harry ha sorprendido o lvidándose de quitar una etiqueta de el vestido rojo con el que aterrizó en Tonga.

Obivamente, Markle no es la culpable de ese descuido, ya que para algo están sus estilistas. Pero, ¿quién ha sido el culpable de semejante descuido? Si esta semana salía a la luz la nueva guardaespaldas de la duquesa, ahora los británicos quieren saber quién la ayuda durante los viajes.

GTRES
GTRES

Y es que, desde el principio, todo señalaba a que su estilista seguía siendo su mejor amiga, Jessica Mulroney, a quien conoce desde que se mudó a Toronto para grabar «Suits». Madre de tres hijos y casada con el presentador de televisión Ben Mulroney, la estilista es comentarista en el programa «CityTalks» y ha prestado también sus servicios a Sophie Grégoire-Trudeau.

Jessica Mulroney el día de la boda de los duques de Sussex
Jessica Mulroney el día de la boda de los duques de Sussex - GTRES

Se sabe que Mulroney ayudó a Markle ha elegir su vestido de boda, el atuendo para conocer a Isabel II o la ropa más adecuda para su viaje oficial por Irlanda. Pero, lógicamente, no viaja con la duquesa ni se encarga de preparar sus looks.

Solo hay otra persona que, por el momento, la prensa británica haya nombrado como estilista de Markle: el Príncipe Harry. Desde su desembarco en Reino Unido, él ha estado pendiente de que su pareja se dejara influenciar por el estilo «british». Sin embargo, el nieto de Isabel II tiene una agenda lo suficientemente apretada como para preocuparse de los estilismos de su mujer en este viaje por las antípodas. Aunque, bien mirado, puede que ese fuera el motivo del despiste que tanto debate ha generado.