Pedro Sánchez
Pedro Sánchez - Redes sociales

Los políticos españoles se quedan sin vacaciones

Los líderes de los principales partidos solo podán disfrutar de unos pocos días en destinos cercanos, por si hay que darse la vuelta, y con el móvil siempre pendiente

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Aprovechar para pasar más tiempo con la familia y volver unos días a su tierra natal es lo que suelen hacer muchos españoles en verano, costumbre que siguen también los políticos españoles que, como la mayor parte de la gente, tienen problemas para desconectar del trabajo incluso en vacaciones y que este año les resultará imposible pues, tres meses después de las elecciones, las negociaciones del PSOE para lograr un gobierno de coalición siguen siendo una incertidumbre. Tanto es así que durante la tradicional sesión fotográfica del verano de los Reyes junto a sus hijas en el Palacio de Marivent (Palma de Mallorca), el Rey Felipe se ha referido a la situación de bloqueo político y ha dicho que es bueno «dar un margen» a los partidos y ha afirmado que «lo mejor es encontrar una solución antes de ir a elecciones».

Una situación que ha obligado este año a los dirigentes de los principales partidos políticos a quedarse sin vacaciones de verano y, a lo sumo, intentar disfrutar de alguna escapada de pocos días y sin alejarse en exceso de Madrid. El Gobierno tendrá Consejo de Ministros todos los viernes del mes de agosto, a excepción del 16, que aprovecharán el festivo del día 15 para desconectar durante el puente.

Incluso el Rey se quedará sin descanso pues, tras un paréntesis de cuatro días, retomará este lunes la actividad institucional con las audiencias a las autoridades baleares y el próximo miércoles recibirá al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que viajará a Palma para despachar con el Rey.

Vacaciones cortas y destinos cercanos, por si hay que darse la vuelta. Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias no van a quedarse sin descanso estival, pero muchos de ellos aún no saben ni cuándo ni cuánto van a poder escaparse. Eso sí, lo que es seguro es que se avecinan unas vacaciones exprés, cerca de casa y con el móvil encendido.