Las infidelidades más sonadas de los EE.UU
abc

Las infidelidades más sonadas de los EE.UU

La línea que separa la vida privada y la vida pública en los políticos de EE.UU ha sido cruzada por los medios en numerosas ocasiones

madrid Actualizado:

El reciente escándalo de David Petraeus, ya exjefe de la CIA, que ha echado a perder su brillante expediente al dimitir por sorpresa debido a una relación extramatrimonial, saca de nuevo a la palestra uno de los temas más jugosos para la prensa norteamericana y de mayor interés para los estadounidenses, pues suelen condenar con vehemencia al despistado.

Graduada en West Point y con máster en Harvard, Paula Broadwell llamaba la atención en Afganistán por sus camisas ajustadas y pantalones ceñidos. Esta joven fue nombrada por Petraeus biógrafa oficial y la relación profesional desembocó al poco tiempo en una sentimental.

David Petraeus

Este es el affaire más reciente de un alto mando «pillado» en EE.UU: «Después de estar casado durante más de 37 años, he demostrado (tener) un criterio extremadamente pobre al tener una aventura extramarital. Un comportamiento inaceptable como esposo y como líder de una organización como la nuestra». Declaró Petraeus hace unos días.

Con un breve e inesperado comunicado anunció su dimisión, que fue aceptada inmediatamente por el presidente, Barack Obama, quien reconoció, no obstante, su «extraordinario servicio» a la nación.

Bill Clinton

El «escándalo Lewinsky» o «Monicagate» son algunos de los nombres que se le otorgaron al suceso que saturó la cobertura de los medios de comunicación de una manera nunca vista en los EE.UU.

Fue en 1998 cuando Monica Samille Lewinsky, becaria no remunerada de 22 años de edad por aquel entonces, reconoció haber tenido relaciones en el despacho oval de la Casa Blanca con el expresidente de los EE.UU Bill Clinton. Fueron tantas las críticas que Clinton tuvo que salir por televisión pidiendo disculpas en Prime Time.

Arnold Schwarzenegger

Aquí el desliz tiene un componente añadido, pues el actor reconoció haber tenido un hijo con su empleada del hogar. Con ella engaño a Maria Shriver, sobrina de John F. Kennedy, con la que llevaba 25 años casado y con la que tenía cuatro hijos.

Elliot Spitzer

Eliot Spitzer renunció como gobernador de Nueva York a las 48 horas de estallar un escándalo que reveló que, de manera repetida, había contratado los servicios de prostitutas.

«Estoy profundamente apenado, no cumplí con lo que se esperaba de mí… A lo largo del curso de mi vida pública he insistido, y creo que correctamente, en que la gente, sin importar su posición o poder, asuma responsabilidad por su conducta. No puedo pedir y no pediré menos de mí. Por esta razón, estoy renunciando a la oficina del gobernador», declaró en un escueto mensaje a los medios de comunicación

Newt Gingrich

El ex precandidato republicano para las elecciones a presidente de 2012 reconoció en 2007 haber engañado a sus primeras dos esposas, además se casó en terceras nupcias con la que fue su amante. Fue en parte esto lo que le dio a Mitt Romney el triunfo en las primarias.

Gary Condit

Este caso fue especialmente dificil por la desaparición de una joven becaria, Chandra Levy, con la que después se supo que el congresista Gary Condit había mantenido relaciones sexuales.

Finalmente se encontraron los restos óseos de Levy en noviembre de 2010. Ingmar Guandique, un inmigrante ilegal de El Salvador, fue declarado culpable del asesinato y condenado en febrero de 2011 a 60 años de prisión.

Mark Sanford

Hay algunos que no se arrepienten, el ex gobernador de Carolina del Sur Mark Sanford, quien hace tres años se vio envuelto en un escándalo tras desaparecer varios días con su entonces amante, la argentina María Belén Chapur, se ha comprometido con ella recientemente.

Kwame Kilpatrick

El ex alcalde de Detroit mintió estando bajo juramento sobre su infidelidad. Luego reconoció que tuvo una amante. Pero esto no es lo más grave, pues su estancia en el puesto, desde 2002 hasta 2008, fue una etapa de continuos escándalos y problemas financieros, llegando incluso a convertirse en el único alcalde en la historia de Detroit contra quien se han presentado cargos criminales.

John Edwards

Este político acusado de usar fondos de campaña para ocultar una relación extramatrimonial, admitió haber tenido un romance e incluso un hijo con una cineasta y promotora de su campaña política.

John Ensign

Senador por el Estado de Nevada, mantuvo una relación con una asesora de campaña también casada Cynthia Hampton.