Máxima de Holanda, visiblemente emocionada en su primer acto oficial tras el suicidio de su hermana

La Reina ha acudido esta mañana a un evento tras el triste fallecimiento de Inés Zorreguieta

MadridActualizado:

Han pasado menos de dos semanas de la triste noticia del suicidio de Inés Zorreguieta (33 años), hallada muerta en su apartamento de Buenos Aires el pasado 6 de junio. La trágica muerte de la hermana de Máxima de Holanda supuso un duro varapalo para la familia que, pese a que sabían que no estaba bien, no se esperaban el triste final.

La Reina, que canceló su agenda para asistir al funeral, ha vuelto a la «normalidad» este martes, aunque lo ha hecho visiblemente emocionada y con lágrimas en los ojos. «Estoy contenta de recuperar mi agenda en este centro, que tanto significa para las personas que padecen cáncer. Personas que están enfermas, pero que no pierden la esperanza de curarse», expresó Máxima de Holanda para proseguir hablando de su fallecida hermana.

«Mi pequeña, dulce y talentosa hermana Inés también estaba enferma. Era incapaz de encontrar la alegría y desafortunadamente no pudo curarse. Nuestro único consuelo es pensar que por fin encontró la paz», añadió con lágrimas en los ojos.