Lourdes Montes, ayer, en El Corte Inglés de Castellana
Lourdes Montes, ayer, en El Corte Inglés de Castellana - BELÉN DÍAZ

Lourdes Montes: «Con la lencería hay que currárselo, aunque solo sepas tú que la llevas»

La diseñadora de trajes de flamenca habla sobre la llegada de su hijo Curro y de la relación con su cuñada Eva González: «Nos llevamos estupendamente»

MADRIDActualizado:

El nacimiento de Curro, su segundo hijo junto a Francisco Rivera, a finales de enero; y una supuesta mala relación con su cuñada Eva González, la mujer de Cayetano Rivera, han hecho que Lourdes Montes protagonice algunos titulares en las últimas semanas. Si hace unos días la presentadora de «La Voz» desmintió esas informaciones, e incluso aseguró que ambas bromean comparándose con Catalina de Cambridge y Meghan Markle, ayer –en El Corte Inglés del Paseo de la Castellana, donde celebró el 65 aniversario de «Amourette», la colección de la firma de lencería Triumph– Montes aseguró que se llevan «estupendamente»: « Quieren enfrentarnos, qué aburrimiento. No sé de dónde ha salido esa tontería».

Para la ocasión, eligió un body de encaje negro bajo un traje de chaqueta rojo. «Hay que currárselo con la lencería porque te da un punto sexy, aunque solo sepas tú que la llevas». ¿Le gusta sorprender a Francisco? «Sí, aunque no soy muy arriesgada a la hora de escoger la lencería y soy de colores básicos, sí es algo que cuido».

El pasado 13 de abril, Cayetana, la hija de Francisco Rivera y Eugenia Martínez de Irujo, sufrió un desvanecimiento y tuvo que ser ingresada. No era la primera vez que le ocurría, a finales de año le dio otro por el que estuvo varios días en el Hospital de San Rafael. Sobre el estado de salud de la joven, Montes le restó importancia: «Está bien, no es nada grave ni alarmante». La diseñadora achacó el problema de Cayetana a «temas hormonales».

A la semana de dar a luz, Montes se incorporó a trabajar para sacar adelante todos los pedidos que tenían en «Mi Abril», la firma donde diseña trajes de flamenca junto a su socia Rocío Terry. Desde entonces no ha parado, por eso «poco a poco» va volviendo a su talla tras el embarazo. «Estamos en plena campaña de feria. Hemos diseñado cien trajes de flamenca. Moverme todo el tiempo, tener actividad y ser muy disciplinada en el gimnasio me esta sirviendo para que todo vuelva a su sitio», afirmó. Otro punto a su favor, es que no le cuesta mucho hacer una dieta saludable: «Disfruto más comiendo una ensalada que una pizza, luego me pierde el chocolate, pero no como cosas excesivamente grasas o que engorden».