Julio Iglesias Jr: «Llevo cuatro o cinco meses sin ir a España»

El cantante admite a ABC que viaja menos a nuestro país, aunque niega que el romance de su madre sea el motivo de su alejamiento

CORRESPONSAL EN MIAMIActualizado:

Julio Iglesias Jr. ha comenzado 2016 pletórico e ilusionado por el año que tiene por delante, en el que seguirá de gira con su padre por numerosos países, incluido España, y cultivando su carrera musical en Estados Unidos. ABC lo sorprendió esta semana con un amigo en una cafetería de la cadena Starbucks en Miami Beach, justo al día siguiente de llegar desde Los Ángeles, donde había estado grabando canciones. Julio se estaba tomando unos días de respiro, practicando surf y tenis, antes de viajar a San Petersburgo, en Rusia, donde anoche tenía previsto un concierto.

El mayor de los hijos varones de Julio Iglesias e Isabel Preysler vive a caballo entre Florida y California y reconoce que últimamente visita menos que antes nuestro país. «Llevo cuatro o cinco meses sin ir a España, mientras que antes iba prácticamente cada mes, e incluso hubo una temporada que estuve viviendo allí», señala. Aunque ese periodo de ausencia casi coincide con el tiempo que su madre, Isabel Preysler, mantiene una relación con el escritor peruano Mario Vargas Llosa, él atribuye la ausencia de nuestro país simplemente a que está más centrado en su carrera en el mercado americano.

A mes y medio de cumplir 43 años y casado desde hace tres con la modelo belga Charisse Verhaert, el cantante madrileño se siente muy unido a su padre, de quien es su primer admirador. «Llevamos ya un año trabajando juntos y estoy muy ilusionado con la gira», afirma. A lo largo de este año, compartirán escenario en alrededor de treinta espectáculos. El primero de 2016 está previsto el próximo 20 de marzo en Puerto Rico, pero incluye países tan variados como Emiratos Árabes Unidos, Israel o Rumanía. En España actuarán en Cambrils (Tarragona) el día 2 de agosto. No obstante, las distintas paradas de la gira son todavía provisionales y están sometidas a cambios.

En cualquier caso, quiso lanzar a los lectores de ABC un mensaje lleno de orgullo: «Me siento más español que nunca». Julio sigue pendiente de la evolución de los acontecimientos políticos en España, así como de los resultados del «efecto Zidane» en el Real Madrid, el equipo de sus amores y por el que sufrió amargamente con el 0-4 del Barça. «Qué mal estuvieron», se lamenta.

Cuando charló con este diario, Julio Iglesias Jr. había quedado a tomar un café con su amigo José Ivannes, un músico y fotógrafo de origen guatemalteco pero afincado hace décadas en EE.UU., al que el cantante español conoce desde hace unos 30 años. Su mujer se encontraba en Europa.