El exalcalde de Marbella Julián Muñoz se abraza a sus hijas a la salida de la prisión provincial de Alhaurín de la Torre
El exalcalde de Marbella Julián Muñoz se abraza a sus hijas a la salida de la prisión provincial de Alhaurín de la Torre - EFE

El juez deniega a Julián Muñoz la libertad condicional

Considera que conceder este derecho supondría «vulnerar el equilibrio constitucional» entre el más absoluto respeto a la dignidad que toda persona debe poseer y el deber de cumplimiento de las penas impuestas

MálagaActualizado:

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz ha salido hoy de la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga) para disfrutar de su segundo permiso de semilibertad o tercer grado, aunque deberá regresar el lunes tal y como especifica el auto del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria.

Pese a que ha conseguido su segundo permiso de fin de semana, el exregidor se enfrenta a la decisión por parte del juez de denegarle el derecho de libertad condicional.

En declaraciones a los periodistas, Muñoz se ha mostrado cauto en palabras ya que se encontraba, según ha dicho, «muy cansado», aunque está «animado por estar con la familia».

Al ser preguntado acerca de su expareja la tonadillera Isabel Pantoja, el exalcalde de Marbella ha preferido no entrar en detalles y ha asegurado que «agua pasada no mueve molino».

Por su parte, el abogado del exregidor, Antonio José García, ha asegurado a Efe que «no comparte la resolución» tramitada por el juzgado de Vigilancia número 3 de Andalucía en la que se deniega el permiso de libertad condicional a su cliente por lo que «a lo largo de esta semana» recurrirá el auto.

«No comparto la resolución porque creo que no se han tenido en cuenta los requisitos de la libertad condicional, que (Julián Muñoz) los cumple todos; si se dan los requisitos, el juez no tiene margen para decidir si le parece o no adecuado darle la libertad», ha explicado.

Además, el abogado ha criticado que el juez haya hecho «un estudio parcial» y se haya basado «en un informe médico del centro penitenciario que le da un pronóstico de vida de 5 a 10 años cuando es contradictorio a todos los informes anteriores».

García ha insistido en que el médico forense «dijo que (el informe anteriormente citado) no se entiende en términos médicos forenses», por lo que el abogado de Muñoz considera «una cosa disparatada» basarse en ese documento.

Ha matizado que «afortunadamente» su cliente sí puede disfrutar del tercer grado porque ha aclarado que «si hubiera triunfado la tesis de que este régimen era un mero instrumento, ahora el señor Muñoz no podría salir».

Antonio José García ha confirmado que, además de interponer un recurso para la concesión de la libertad condicional, también va a pedir a lo largo de esta semana que el régimen de semilibertad del que goza Julián Muñoz «sea más amplio y que no sólo sea los fines de semana».