Josep Borrell y Cristina Narbona - EFE

La «boda discreta» de Josep Borrell y Cristina Narbona

Tras dos décadas de relación, ayer se desveló que el ministro de Asuntos Exteriores y la presidenta del PSOE se casaron el pasado julio

A. Mellado
Actualizado:

Siempre discretos, sin hacer ninguna concesión en lo que atañe a su vida privada, ha sido un comentario espontáneo y natural de Cristina Narbona (66 años) lo que ha permitido saber que el pasado verano contrajo matrimonio con su pareja desde hace dos décadas, Josep Borrell (71). La presidenta del PSOE se refirió a él como «mi marido» en un acto público y, a partir de esa declaración, se destapó la boda. La ceremonia civil se celebró el pasado julio y solo los hijos de los políticos -fruto de sus matrimonios anteriores- y algunos amigos cercanos estuvieron presentes. Aunque ese día se tomaron algunas fotografías, por supuesto no han trascendido a petición de la pareja. Fuentes del PSOE insisten en que «no fue una boda secreta, pero sí discreta». «Su relación no es un secreto, no la han ocultado nunca y no tienen problema en comentarlo, pero no se informó porque era su vida privada», agregan.

Josep Borrell y Cristina Narbona comenzaron su noviazgo en 1998. En 2001 se trasladaron a vivir a Valdemorillo, una localidad cercana a Madrid. A día hoy continúan residiendo allí, aunque suelen viajar con frecuencia a Cataluña, ya que el ministro de Exteriores tiene una casa en Pobla de Segur (Lérida).

Ambos han pasado por matrimonio fallidos. Borrell está divorciado de Carolina Mayeur, una francesa de origen judío a la conoció en un kibutz de Israel, con la que tuvo dos hijos: Joan, que ejerce como diplomático, y Lionel, licenciado en Físicas y que trabaja como piloto de la compañía Air Nostrum. Cristina también está divorciada y tiene un hijo.

Borrell acapara estos días titulares en la prensa, tras convertirse en diana de los insultos y descalificaciones proferidas por el diputado de ERC Gabriel Rufián, quien acabó expulsado del Congreso de los Diputados por la presidenta de la cámara, Ana Pastor. Todo el grupo parlamentario catalán acompañó a Rufián, y Borrell aseguró que uno de ellos le había escupido. Ellos lo niegan. Borrell participó muy activamente en los últimos años para desmontar la campaña de propaganda del independentismo y su nombramiento se interpretó como un gesto de independencia respecto a Podemos.

Cristina Narbona y Josep Borrell tienen a sus espaldas una larga trayectoria política en el Partido Socialista. Borrell se afilió con la llegada de la democracia, en 1975. Ha sido diputado en España y en el Parlamento Europeo, secretario de Estado de Hacienda y ministro, de las carteras de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente. En 1998 se impuso al entonces secretario general, Joaquín Almunia, en unas elecciones primarias en las que se votaba al que sería candidato socialista a las generales, aunque finalmente renunció por falta de apoyo del «aparato» en favor del propio Almunia.

Cristina Narbona, por su parte, nació en Madrid. Se trasladó de niña a Italia, donde vivió 12 años ya que su padre, Francisco Narbona, trabajaba como corresponsal de Radio Nacional de España en Roma y su madre, María Francisca Ruiz, también periodista, escribía desde allí para el diario «Pueblo». Ha ostentado cargos de responsabilidad tanto en la Junta de Andalucía como en Madrid, donde ha sido diputada autonómica. Fue ministra de Medio Ambiente en el primer gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.