José Fernando y Gloria Camila Ortega, en Sevilla, en marzo de 2014
José Fernando y Gloria Camila Ortega, en Sevilla, en marzo de 2014 - ABC

José Fernando Ortega pasará la Navidad ingresado en la clínica López Ibor

El hijo del torero José Ortega Cano ha sufrido una recaída en sus adicciones al marcharse del centro de Albacete donde se estaba desintoxicando. Ahora ha aceptado ingresar de nuevo en otra clínica

MadridActualizado:

Este final de año está resultando especialmente angustioso para José Ortega Cano. El torero pasa por malos momentos desde que se enteró que su hijo José Fernando había abandonado el centro de desintoxicación de Albacete, donde estaba siguiendo una terapia, para poner rumbo a la localidad sevillana de Castilblanco y recuperar las viejas y malas costumbres que le llevaron a su ingreso. El joven ha desperdiciado varios meses de adaptación a una vida alejada de las drogas.

Fue el propio Ortega, durante un acto social al que ya se había comprometido asistir, quien confirmó que José Fernando había recaído en los viejos vicios. Sabe por los terapeutas que estas cosas pueden pasar, que el proceso de reinserción a una vida sana es complicado, que muchos recaen y desesperan a sus seres queridos al sumar un nuevo fracaso a su historial. Eso explica la angustia del torero, pues creía que José Fernando acabaría el año «limpio». En situaciones como esta es cuando muchas las familias que tiran la toalla al ver que los esfuerzos no han servido. Al final, impera la ley de la supervivencia y muchos tienen que decidir si seguir dejándose la piel en el camino o romper ese cordón umbilical y permitir que cada cual elija su forma de vivir, con la sensación de que ya no se puede hacer mas.

Por fortuna, este no es el caso de Ortega Cano. Tenaz y decidido a sacar a su hijo adelante como sea, esta Navidad no será tan negra como pintaba al principio. El motivo es que José Fernando ha aceptado ingresar de nuevo en la clínica López Ibor de Madrid, donde ya es un viejo conocido. Allí paso los primeros meses de su terapia y allí seguirá otra larga temporada. Mas tranquilo tras conocer la decisión de su hijo, Ortega se fue con su mujer, Ana María Aldón, y su hijo pequeño a una gala benéfica en el Circo Mundial donde ademas sorprendió a todos los asistentes con su particular interpretación de Charlot.