Isabel II
Isabel II - AFP

Isabel II también es Reina de la popularidad

Sus seguidores la describen como una persona admirable y trabajadora y su popularidad es mayor entre la generación de los «baby boomers» y entre las mujeres

Ivannia Salazar
LondresActualizado:

Puede que la Familia Real británica, una de las más famosas del mundo, no le guste a todo el mundo en Reino Unido, pero por si acaso, los británicos recomiendan que no se hable mal de ella en público a menos de que estemos muy seguros de que frente a nosotros hay un interlocutor antimonárquico. Algo así como «mi familia no me gusta pero es mía y solo la critico yo». En todo caso, los sondeos apuntan a que la población la mira con buenos ojos y de entre sus miembros, la más popular es la Reina Isabel II.

Así lo revela la última encuesta del portal Yougov.com, una firma internacional con sede en Londres especializada en estudios de mercado a través de métodos online y que cada vez cobra más importancia debido a la fiabilidad de sus resultados. Con un 72% de opiniones positivas, la Reina ha destronado a su nieto Harry. Sus seguidores la describen como una persona admirable y trabajadora y su popularidad es mayor entre la generación de los «baby boomers» y entre las mujeres.

Aunque su nieto menor ha perdido fans desde su boda con Meghan Markle, es el segundo en la lista. Llama la atención que entre los términos que usaron las personas encuestadas para describirlo están «simpático» y «amante de la diversión». El que fuera hace unos años el miembro más problemático de la Familia Real ha sentado cabeza, se ha casado y ha sido padre, pero no ha perdido su fama de alegre y cercano.

Guillermo y Catalina de Cambridge, y Felipe de Edimburgo ocupan las posiciones tercera, cuarta y quinta respectivamente. No es hasta el sexto lugar donde aparece Meghan, duquesa de Sussex, que sigue sin obtener el favor de los británicos. Hay quienes afirman que la culpa es de la prensa, que igual que en su momento tuvo como blanco preferido de las críticas a la Princesa Diana por revelarse -dentro de sus limitadas posibilidades- ante las rígidas convenciones de la corona, ahora ha elegido a la actriz estadounidense como objetivo de sus ataques. No es raro que Harry, quien ha declarado alguna vez su resentimiento hacia la prensa por el acoso al que estuvo sometida su madre, no tenga reparos a la hora de defender a su esposa de las críticas y ataques racistas y sexistas de los tabloides y redes sociales. Y es que Meghan tampoco se ha ceñido estrictamente a su papel como miembro de la monarquía, lo que molesta tanto a sus detractores como, según se dice, a la Reina. Entre todo lo que se le critica, está por ejemplo que ella y Harry decidieran bautizar a su hijo Archie, de cuatro meses, a puerta cerrada en una iglesia de Windsor y no de forma pública como dicta la tradición.

Decepción

El pasado fin de semana, la Familia Real al completo fue convocada por la Reina en el castillo de Balmoral para asistir a los Juegos de las Highlands. Pero Markle rechazó la invitación y viajó a Nueva York para apoyar a su íntima amiga Serena Williams en la final del US Open. Los medios sensacionalistas británicos han publicado que esta decisión dejó a Isabel II «dolida y decepcionada», citando fuentes cercanas a Buckingham.

Quienes sí acompañaron a la monarca fueron el Príncipe Carlos y su esposa Camila. Con un perfil más bajo, ocupan los puestos siete y once en la encuesta, de un total de 15.