PHOTOSHOT

Isabel II pierde en unos días a dos damas de honor de su boda

Su amiga Lady Elizabeth fallece a los 92 años, solo dos semanas después de la pérdida de su prima Margaret Rhodes

Corresponsal en LondresActualizado:

Como toda persona que tiene la fortuna de cumplir noventa años, edad que alcanzó el pasado 21 de abril, Isabel II va viendo como muchos de sus amigos de siempre se van quedando por el camino. A la muerte hace dos semanas de su prima hermana e íntima amiga Margaret Rhodes, a cuyo funeral acudió este lunes en Windsor, se ha unido ahora la pérdida de Lady Elizabeth Longman, fallecida el pasado jueves a los 92 años tras una corta enfermedad.

Las dos amigas de la Reina habían formado parte del grupo de damas de honor que la acompañaron en su boda con el Príncipe Felipe, en 1947. De las ocho jóvenes que marcharon tras ella aquel día en la Abadía de Westminster, solo quedan dos con vida: la princesa Alexandra, de 80 años, y Lady Pamela Hicks, de 87, hija del conde Mountbatten.

Lady Elizabeth Longman, Lambart de soltera, era hija del décimo conde Cavan, militar destacado en la Primera Guerra Mundial y amigo personal del rey Jorge VI, el padre de la actual soberana. El conde Cavan fue un gran reformador del ejército inglés y contribuyó a reducir y racionalizar su tamaño. Lady Elizabeth era ahijada de la Reina Madre y fue compañera de juegos en la infancia de la hoy Reina Isabel II. Ambas tomaron también juntas clases de baile en el estudio londinense de Madame Vacani.

En 1946, Lady Elizabeth se casó con el editor Mark Longman, del que enviudó en 1972. Fueron padres de tres hijas. La mayor, Carolina Longman, ahijada de Isabel II, se convirtió en una de las primeras novias del príncipe Carlos, a quien seguía en sus partidos de polo y en sus paseos en Aston Martin. Una nieta de Lady Elizabeth, Rose Hanbury, de 32 años, fue en su día modelo y hoy es marquesa, por su matrimonio con el potentado marqués de Cholmondeley. Rose, con fama de elegante, es amiga de Kate Middleton.

A diferencia en Margaret Rhodes, la prima hermana de la Reina, que en sus últimos años publicó un libro de memorias, Lady Elizabeth se distinguió por su discreción absoluta en lo que hacía a sus relaciones con Isabel II. Pero era una mujer que sabía adaptarse a los tiempos. En 2012 posó junto a Kate Moss para una revista de moda en la mansión familiar de Norfolk, en un reportaje que evocaba la atmósfera de la serie de televisión «Downton Abbey».