Matthias Kühn
Matthias Kühn - EFE/Victor Lerena

El incierto futuro del Pueblo Español de Palma

El actual gestor del complejo de ocio, Matthias Kühn, aboga por darle un uso residencial, opción que el Ayuntamiento de Palma aún debe de estudiar

PALMA DE MALLORCAActualizado:

El Pueblo Español de Palma, gestionado desde hace años por Matthias Kühn, no está pasando en la actualidad por sus mejores momentos. Esta semana, UGT ha denunciado que el empresario alemán habría dejado «bajo mínimos» el personal que trabaja en dicho complejo de ocio. Tras el reciente despido de dos camareros y de una gobernanta, los únicos empleados que hay ahora son una taquillera y un responsable de mantenimiento. La organización sindical ha llegado a acusar a Kühn de ser el supuesto responsable del «hundimiento» del Pueblo Español, en donde llegaron a trabajar en su mejor época cerca de 40 personas.

Cabe recordar que el Pueblo Español fue creado en los años sesenta por el arquitecto Fernando Chueca Goitia. En dicho espacio se reproducen a escala diversas edificaciones, plazas y calles representativas de distintas ciudades de España. El visitante puede descubrir, por ejemplo, réplicas del Patio de los Arrayanes de La Alhambra o La Giralda de Sevilla.

La interpretación que hace el abogado de Kühn, Jorge Sainz de Baranda, sobre lo que está ocurriendo hoy es completamente diferente a la de UGT. En declaraciones a ABC, lamenta que se hayan producido los citados despidos, «es triste y lamentable que haya pasado», si bien también defiende que en estos últimos años su cliente habría hecho todo lo posible por hacer viable económicamente el mantenimiento del Pueblo Español, con actividades de restauración primero y artísticas después.

Sainz de Baranda recuerda que el uso sociocultural del recinto hace que los actuales gestores tengan que pagar 90.000 euros al año del IBI, «una cifra que es muy difícil poder cubrir cuando no se obtienen apenas ingresos». A modo de ejemplo, señala que ha habido jornadas en que sólo ha habido dos euros diarios de caja en la cafetería.

El abogado de Kühn considera que la mala situación económica actual se debe en parte a las «trabas puestas por las distintas administraciones» a las sucesivas iniciativas propuestas por su cliente. La última de ellas fue anunciada hace un año por el propio empresario: construir hasta 40 viviendas en el seno del Pueblo Español. Para que ello fuera posible, sería necesario que el Ayuntamiento de Palma autorizase previamente el cambio de uso del complejo, de sociocultural a residencial.

Fuentes oficiales del consistorio han confirmado que Kühn presentó recientemente el citado proyecto urbanístico, que será estudiado «en el marco de la actual modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Palma». Se trata, en cualquier caso, de una iniciativa que en el mejor de los casos aún tardaría muchos meses en poder concretarse. En la capital balear gobierna en el presente mandato un tripartito conformado por el PSOE, MÉS y Podemos. El actual alcalde es el nacionalista Antoni Noguera.

Si el nuevo proyecto de Kühn & Partner se convirtiera finalmente en realidad, los futuros residentes del Pueblo Español podrían contemplar desde las ventanas de sus propias viviendas algunos de los rincones más hermosos de las distintas regiones de nuestro país.

El propio empresario, actual pareja de Norma Duval, explicó meses atrás a ABC que de salir adelante su propuesta se respetaría por completo la arquitectura exterior diseñada hace ya medio siglo. En ese sentido, Kühn señaló que solamente tendrían que acondicionarse los espacios interiores para reconvertirlos en viviendas, que serían unas 40 en total. «Estamos convencidos de que esta idea puede tener éxito», recalcó entonces.