Luis Miguel Rodríguez en su desguace La Torre, en Madrid
Luis Miguel Rodríguez en su desguace La Torre, en Madrid - ERNESTO AGUDO

Hacienda interviene el imperio del «rey del desguace»

El propietario de Desguaces La Torre y ex de Carmen Martínez-Bordiú adeuda 7,8 millones de euros

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Al mayor imperio del desguace en Europa no le salen las cuentas. Desde que en diciembre de 2015 el nombre de su propietario,Luis Miguel Rodríguez, apareciera en la lista de deudores con la Hacienda pública, la Agencia Tributaria vigila muy de cerca sus pasos. Este empresario de 60 años, habitual del papel couché por haber sido novio –y ahora amigo– de Carmen Martínez-Bordiú, encontró un diamante en bruto en la chatarra y, a lo largo de las décadas, levantó un macronegocio sobre el que ahora planea la sombra del fraude fiscal.

El pasado jueves, seis funcionarios de Hacienda, acompañados por agentes de Vigilancia Aduanera, se presenciaron en la imponente nave de Desguaces La Torre, en el municipio de Torrejón de la Calzada, al sur de Madrid, para recopilar información y embargar la caja del día y varios vehículos, según pudo confirmar ayer ABC. Este tipo de actuaciones recaudatorias son habituales para que morosos con solvencia hagan frente a sus deudas. Luis Miguel Rodríguez debe al Fisco 7,8 millones de euros. Un adeudo que nunca le ha quitado el sueño.

Caza de brujas

«José Miguel está muy tranquilo y hoy (por ayer) acudió a trabajar como un día más. Toda esta actuación es una caza de brujas. Llevan un año y medio con las inspecciones y él tiene dinero suficiente en patrimonio y propiedades para pagarlo, lo que hace falta es que Hacienda le acepte las garantías, porque ellos quieren dinero no propiedades. Así que habrá que esperar para que venda las fincas y poder hacer frente a la deuda», declaró ayer su abogada Teresa Bueyes a este periódico.

Durante la intervención de la Agencia Tributaria, la actividad continuó con normalidad en las naves industriales del desguace. Los agentes recorrieron el interior, abriéndose paso en los infinitos pasillos con pilas de motores, neumáticos o retrovisores meticulosamente ordenados por marca y año. Además de confiscar la recaudación del día, aprovecharon para conversar con algunos de los clientes. «Por lo general, no aceptan el dinero en metálico». Fue la frase más repetida. Según las pesquisas de Hacienda, miles de piezas de coches se venden a diario sin factura y en cash. En la entrada de las instalaciones dos cajeros funcionan a pleno rendimiento.

Desguaces La Torre fue uno de los 45 cementerios de automóviles investigados por la Agencia Tributaria en junio del 2015 en una gran operación antifraude a nivel nacional. «Las empresas inspeccionadas podrían haber ocultado a la Hacienda Pública un 50% de sus ventas de recambios generando un fraude en el impuesto de sociedades y el IVA estimado en cerca de 70 millones de euros al año», según explicó la Agencia en un comunicado.

Carmen Martínez-Bordiú y Luis Miguel Rodrídguez en una imagen tomada en 2013
Carmen Martínez-Bordiú y Luis Miguel Rodrídguez en una imagen tomada en 2013- ABC

El noviazgo entre el «rey del desguace» y la nieta más rebelde de Franco salió a la luz en febrero de 2013. Los inicios de la relación no fueron fáciles. Ella estaba casada aún con José Campos y él, con María Asunción Fernández con la que llevaba más de 40 años. Resolvieron lo que les separaba y no dudaron en aparecer juntos en público como confirmación de un fugaz noviazgo. En verano de 2014 Martínez-Bordiú confesaba que su relación se había acabado. No fue un final al uso. La pareja ha mantenido una estrecha relación desde entonces y se les ha visto de cena, en los toros o de vacaciones. El magnate de la chatarra ha confesado en más de una ocasión su incapacidad para estar solo con una mujer.