Gisele Bündchen
Gisele Bündchen

Gisele Bündchen planta cara al Gobierno de Bolsonaro

La modelo brasileña responde a las críticas de la ministra de agricultura, Tereza Cristina Correa, sobre ser una «mala brasileña»

São PauloActualizado:

La supermodelo brasileña Gisele Bündchen le ha puesto un punto final a la discusión abierta con la ministra de agricultura del Gobierno de Jair Bolsonaro, Teresa Cristina da Costa, que la consideró una «mala brasileña» por sus críticas a la deforestación amazónica.

«Malos brasileños son los que deforestan», le respondió la modelo que se ha convertido en una defensora del medio ambiente después de retirarse de las pasarelas. «Lamento ver noticias, como la del final de 2018, con datos del Gobierno Federal, difundidos ampliamente en la prensa, de que la deforestación en la Amazonia había crecido más del 13%, lo que representaba la peor marca en diez años. Un patrimonio inestimable amenazado por la deforestación ilegal e invasión de tierras públicas. Estos sí son los 'malos brasileños'», rebatió Bündchen en una carta a la nueva ministra, que le había acusado el lunes de criticar a su país «sin conocimiento de causa».

«Es un absurdo lo que hacen hoy con la imagen de Brasil. Lamentablemente son malos brasileños. Por algún motivo van al exterior a llevar una imagen falsa del sector productivo», declaró hace unos días la ministra, que concluyó: «Discúlpeme Gisele Bündchen, deberías ser nuestra embajadora», pidió la titular de una de las áreas más polémicas en el Gobierno del ultraderechista Bolsonaro. El sector agroindustrial brasileño es uno de los más acusados por ambientalistas de avanzar ilegalmente sobre la Amazonia.

«Me causó sorpresa ver mi nombre mencionado de forma negativa por defender y manifestarme a favor del medio ambiente», destacó la modelo en la carta que publicó en su cuenta Twitter, donde tiene 4,8 millones de seguidores.

La modelo de 38 años, que ya fue la mejor pagada del mundo, señaló que sus años de activismo le han dado profundos conocimientos sobre el tema ambiental, a través de lecturas y contactos con científicos, agricultores y organizaciones.

Bündchen señaló que no tendría problemas en difundir buenas iniciativas y que esperaba que ocurran, una frase ambigua que la ministra recibió como la disposición de la modelo en apoyarla. «Construiremos juntas una agenda contra la deforestación», escribió la ministra en su cuenta Twitter.