GTRES

El gesto de Catalina de Cambridge con Meghan Markle que ha pasado desapercibido

La duquesa de Sussex respeta pero no comparte la tradición de la Familia Real británica de salir de caza el 26 de diciembre

Actualizado:

Que Meghan Markle no es fan de la caza es de sobra conocido. La duquesa de Sussex siempre ha defendido su postura animalista, y ya en las Navidades de 2017 se vio cómo su futuro marido, el Príncipe Harry, prefería no participar en la tradicional caza navideña por respeto a su mujer. Y este año ha sido otro miembro de la Familia Real inglesa quien ha preferido no coger su escopeta. Al menos, mientras Meghan estaba en Sandringham.

Según publica «Daily Mail», Catalina de Cambridge tuvo el gesto de esperar a que su cuñada abandonara el lugar donde los Windsor pasan la Navidad antes de irse a cazar el 26 de diciembre, como es tradición, junto a su marido, el Príncipe Guillermo, y otros miembros de la Familia Real.

La duquesa de Sussex, fiel a sus principios, no participó en la cacería, aunque sí se unió a su familia política para disfrutar del almuerzo en Wood Farm, un gesto que muchos vieron como una forma de la futura mamá de unirse a uno de los hobbies más controvertidos de su marido.

Por su parte, la esposa de Guillermo de Inglaterra si es una gran aficionada a la caza. Según fuentes cercanas «sale con frecuencia cuando están en Anmer Hall y es una gran tiradora. También es muy aficionada a la pesca».

Tras pasar las Navidades juntos bajo el techo de Isabel II, las dos parejas de duques han puesto rumbo a sus vacaciones privadas para disfrutar de fin de año. En el caso de los duques de Cambridge, se encuentran en el Caribe junto a la familia Middleton. Por su parte, los duques de Sussex están en un destino desconocido para pasar su última Nochevieja como dos.