Elizabeth Taylor y Michael Jackson
Elizabeth Taylor y Michael Jackson - Reuters
TOP TEN

Los diez más ricos del cementerio en 2015

Actores, cantantes, dibujantes y hasta un científico son, según «Forbes», los difuntos más rentables de este año. Murieron hace tiempo, pero su nombre y su legado siguen generando muchos millones

MadridActualizado:12345678910
  1. Theodore Geisel (1904-1991)

    Abc

    Conocido como Dr. Seuss, autor e ilustrador de libros que leen los niños y aman sus mayores, este año se sitúa a la cabeza de la lista en cuanto a ganancias se refiere, pese a que desde hace cinco lustros sus restos descansan en su casa de «La Torre» (La Jolla, California), el lugar donde vivió y creó su prolífica obra. Ha escrito más de 60 libros, que han sido traducidos a 15 idiomas. Sus historias han inspirado una docena de películas y series de televisión y algunos de sus personajes ya forman parte del imaginario popular estadounidense (The Grinch). Tenía 87 años cuando un cáncer acabó con su vida; desde entonces, la venta de sus libros no ha dejado de crecer. Pero lo que verdaderamente le está reportando dinero a su nómina (y la de sus herederos) son las adaptaciones al cine, como «The Lorax», con 310 millones de euros. Y a lo largo de 2015, el nombre Dr. Suess ha facturado más de 9 millones de euros.

  2. Elizabeth Taylor (1932-2011)

    ABC

    No tuvo en vida mayor liquidez que muchas otras estrellas de cine, pero sí atesoró una colección de joyas y de obras de arte de gran valor. Lo que a Liz Taylor le está llenando (figuradamente) los bolsillos desde que pasó a mejor vida son las subastas de las piezas más emblemáticas que atesoró a lo largo de su existencia y que recibieron sus herederos: las fundaciones humanitarias que llevan su nombre. Se cumple así lo estipulado en su testamento. Las ventas de este año, valoradas en 167 millones de dólares, han sido realizadas en Londres y Nueva York. Entre esos tesoros figuran la peluca que la actriz utilizó en 1963 para encarnar a Cleopatra en la gran pantalla, que fue adjudicada por 14.500 euros, y una cuadro de Van Gogh, que se vendió por 14,5 millones de euros. En total, las subastas han reportado unas ganancias de 23,7 millones de euros.

  3. Michael Jackson (1958-2009)

    AFP

    No hay quien le quite el título de Rey del Pop, seis años después de su muerte. Su nombre, sus royalties y la iconografía vinculada a su persona siguen dando dinero contante y sonante. Este último año se han facturado unos 145 millones de euros, la mayor parte de sus ganancias, a través del espectáculo «Immortal World Tour», del Circo del Sol, en el que se le rinde homenaje. Ha sido el montaje más rentable para la compañía de origen canadiense en toda su historia. Por otro lado, los herederos de Jackson aún tienen una participación del 50 por ciento en el catálogo editorial de Sony / ATV, así como el catálogo Mijac Music, que contiene la propia música de Michael. Si se hubiera cerrado con éxito la venta del rancho «Neverland», en Santa Bárbara (California), el cierre del año hubiera sido espectacular. Se subastaba on-line con un precio de salida de 71 millones de euros, pero nadie pujó.

  4. Elvis Presley (1935-1977)

    AFP

    Del Rey del Pop al Rey del Rock. El apellido Presley está vinculado a un patrimonio de 273 millones de euros, que se conserva intacto desde su muerte por sobredosis de barbitúricos en 1977. Un buen ejemplo de cómo conservar el dinero heredado. Al igual que Michael, Elvis también tuvo su particular tributo del Circo del Sol, dentro del montaje «Viva Elvis», en el que se pagó por interpretar sus canciones y hacer uso de su imagen. Sin embargo, la venta en taquilla no fue la esperada y la compañía circense canceló el espectáculo. Otra mina de oro vinculada a Presley son las visitas turísticas a «Graceland», la casa de en Memphis. En esta mansión vivió desde los 22 años y allí murió, en uno de sus cuartos de baño, el 16 de agosto de 1977. Aunque a muchos les gusta pensar que Elvis todavía está vivo, los restos del artista con más números uno en las listas británicas están enterrados en el llamado Jardín de la Meditación de la mansión.

  5. John Lennon (1940-1980)

    REUTERS

    El próximo 8 de diciembre se cumplen 35 años del asesinato de John Lennon a las puertas del edificio Dakota en Nueva York. Tenía 40 años y su muerte supuso una auténtica conmoción. Miembro de The Beatles, también desarrolló una rentable carrera en solitario y fue un destacado activista a favor de las más diversas causas. Todavía hoy John Lennon sigue llevando unos sueldos a casa. Desde 1992 y sólo en Estados Unidos, se han vendido más de 63 millones de discos en los que aparecen su voz o sus letras. Todo eso supone dinero contante y sonante. Al igual que con Michael Jackson y con Elvis Presley, el Circo del Sol ha diseñado un programa para rendirme homenaje. Por otro lado, Lennon también tenían acuerdos con importantes empresas, como la multinacional CISCO. En cuanto al dinero facturado a través de los Beatles, se estima que al cierre de 2015 la familia Lennon habrá ingresado unos 11 millones de euros por derechos de autor.

  6. Charles Schulz (1922-2000)

    AFP

    Se ha cuantificado el trabajo de toda una vida de este historietista estadounidense: 17.000 tiras cómicas bajo el título de «Peanuts». Durante 50 años, cada día se publicó una. Charles Schulz dio en la clave al crear, con su trazo sobrio y elegante, a unos personajes que trascendieron las páginas impresas para estamparse en camisetas, mochilas, estuches y todo tipo de objetos. Snoopy, Carlitos, Rabanitos... Auténticas celebridades contemporáneas. Schulz fallecía en 2000 a los 77 años; una década más tarde, su rúbrica no paraba de generar beneficios sobre todo gracias a los contratos de publicidad y a los derechos de autor. Este año, el difunto Charles Schulz facturará 33,5 millones de dólares. Además, Blue Sky, el estudio de animación de Fox, ha anunciado que la película basada en «Peanuts» se estrenará en breve. Resulta irónico, pero a Charles Schulz el cómic siempre le pareció un arte menor.

  7. Bob Marley (1945-1981)

    EFE

    Como él mismo cantaba, «don’t worry about a thing / every little thing is gonna be alright» («no te preocupes, todo va a ir bien»). Para su viuda Rita, al igual que para los catorce hijos que engendró el músico jamaicano, esta frase es un hecho cuando se trata de economía pura y dura. Marley, víctima de un cáncer, es un icono indiscutible, uno de los músicos más influyentes de la historia, más allá del reggae; una inspiración para generaciones. Este año, su nombre lleva aparejados unos ingresos de 16,3 millones de euros. Los beneficios no sólo llegan gracias a las ventas de discos (el álbum recopilatorio «Legend», editado en 1984, ha vendido 20 millones de copias en todo el mundo), también a su participación en una rentable empresa de refrescos (Marley Mellow Mood), que, bajo el lema «bebida de relajación», está presente en un buen número de hogares norteamericanos. La empresa produce bienes de audio de estilo de vida saludable y ecológica. Una bicoca.

  8. Marilyn Monroe (1926-1962)

    ABC

    Fue la mujer más deseada y, también, la más desgraciadas. Marilyn Monroe murió sola, por sobredosis de barbitúricos, en la madrugada del 5 de agosto de 1962. Sex-symbol indiscutible, más allá de su carrera cinematográfica Marilyn dejó un potente legado dentro de la iconografía del siglo XX. Aún hoy el rojo de sus labios, su rubio platino, sus curvas y su sonrisa cuantifican como marca. Es, aunque tal vez le pesara, una celebridad comercial más allá de lo sórdido de su fallecimiento. La compañía Authentic Brands Grupo cuenta actualmente con los derechos de imagen de Marilyn Monroe y dado que dicha imagen es solicitada por todo tipo de marcas (desde cosmética a alimentación), el negocio sale redondo. Esta empresa obtuvo los derechos de marca por 24,5 millones de euros y, según la revista «Forbes», en los últimos tiempos se han facturado en torno a 13,6 millones. En la actualidad, entre los nuevos productos que se han lanzado al mercado figuran una línea de café y una cadena de balnearios.

  9. Albert Einstein (1879-1955)

    AP

    Quién sabe qué pensaría Albert Einstein sobre el uso de su imagen como reclamo publicitario, 60 años después de su muerte. Y no precisamente la que corresponde a su juventud, sino la del venerable y simpático anciano. Su rostro surcado de arrugas, su enorme bigote blanco y unos ojillos vivarachos ejemplifican, para múltiples compañías, la «inteligencia». Así, según el análisis realizado por «Forbes», si usted quiere vender resolución, buena reputación y éxito, qué mejor que emplear al «padre de la relatividad» como reclamo. A pesar de que Albert Einstein ya no está entre los vivos, se han facturado algo más de 9 millones de euros gracias a todo lo que él representa. Este año ha sido especialmente rentable, dado que se ha celebrado el centenario de la Teoría de la Relatividad. Las empresas de tecnología son las que más han requerido los «servicios» del ilustre científico.

  10. Bettie Page (1923-2008)

    ABC

    La chica pin-up por excelencia, verdaderamente tuvo una mente para los negocios y un cuerpo para el pecado. Bettie Page falleció a los 85 años al sufrir un ataque al corazón. Mucho antes, supo rentabilizar su imagen de arriba abajo: corte de pelo, biquinis, coulottes y una actitud muy picante. Fotografías, calendarios, ilustraciones... Si ven a una pin-up, sepan que fue una creación de esta modelo, quien también posó para la revista «Playboy». La firma Berrie Page State gestiona las boutiques en torno a este icono, así como diversos artículos de merchandising. Tiene sedes en Las Vegas, Nueva York y Portland, y en 2015 se han facturado más de 9 millones de euros. Pese a este rotundo éxito post-mortem, la vida de Bettie page también tuvo su lado oscuro. La depresión y los violentos cambios de humor la llevaron a ser recluida en una institución psiquiátrica durante años. En ese tiempo, se convirtió al Cristianismo.