Nico Martínez/Copa del Rey Mapfre

La Copa del Rey arranca con Harald de Noruega a la espera de Don Felipe

Más de 1.500 regatistas y de 130 veleros se reúnen en la competición náutica más importante del Mediterráneo

Palma de Mallorca Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Este verano, la Copa del Rey Mapfre va a contar con dos Reyes -como en los viejos tiempos-, pero de momento solo tiene uno, y no es el de España. Mientras Don Felipe atiende asuntos oficiales en Madrid -primero la obligación y luego la afición-, en Palma el Rey de la regata, que empieza hoy, es Harald de Noruega, que a sus 82 años sigue al frente del timón como Monarca de su país y como regatista de alta competición. Claro que en Noruega la política nacional no está tan revuelta como en España y la mayoría de los titulares que nos llegan de ese país están relacionados con el diálogo sobre Venezuela.

Con ese escenario, Harald ha podido llegar puntualmente a la cita en Mallorca y ayer salió a entrenar a bordo de su velero, el «Fram XVIII», con el que competirá esta semana en la misma clase que Don Felipe, la de los Club Swan 50, en la que solo hay dos barcos españoles: el «Aifos 500», de la Armada Española, que pilotará el Rey, y el «Tenaz», del catalán Pablo Garriga. Los otros doce veleros de esta categoría son extranjeros.

Aunque hacía nueve años que el Rey Harald no participaba en la Copa del Rey, su llegada a la isla casi nunca es una sorpresa, porque viene anunciada por su otro barco, el «Norge», que atracó hace ya diez días en Porto Pi. El «Norge» es un gran velero de 80 metros de eslora, que tiene los mismos años que el Monarca noruego y le sirve de residencia durante sus estancias en Palma, aunque en ocasiones Harald se ha hospedado en los mismos hoteles que el resto de los 1.500 regatistas que han tomado la ciudad.

Nico Martínez/Copa del Rey Mapfre
Nico Martínez/Copa del Rey Mapfre

La clase más española

Consolidada desde hace años como la competición náutica más importante del Mediterráneo, la Copa del Rey Mapfre rompe cada edición sus propios record, y este verano son ya más de 130 los veleros inscritos de 26 países. La regata también se va adaptando a los cambios sociales y, aunque siempre ha habido mujeres en las tripulaciones de los veleros -incluido el «Aifos 500», de la Armada Española-, este año se estrena una categoría exclusivamente femenina, en la que doce veleros tripulados únicamente por mujeres se disputarán la Purobeach Women´s Cup. Lo llamativo de esta clase es su alto nivel, ya que, entre las participantes, se encuentran olímpicas como Natalia Vía Dufresne, Ángela Pumariega y Patricia Suárez, y campeonas del mundo como María y Pilar Caba o la argentina Desirée Estévez. Además, esta es la categoría más española de todas (hay once clases), ya que diez de los doce equipos son españoles y los otros dos, argentinos.

Pero la Copa del Rey no solo se desarrolla en el mar. Hoy también empezará un intenso programa social, que se prolongará toda la semana en el Real Club Náutico de Palma y terminará el sábado cuando el Rey entregue los trofeos en Ses Voltes. Ayer, todo el mundo se preguntaba cuándo podrá sumarse Don Felipe a la competición. En principio, los Reyes solo tienen compromisos en Madrid hasta el mediodía de mañana, pero tal como está la actualidad, es arriesgado aventurarse a dar una fecha cerrada.