Ellen Degeneres
Ellen Degeneres - AFP

Así fue como Ellen DeGeneres terminó en el hospital por culpa del vino

La presentadora contó en su programa cómo dislocó un dedo

Actualizado:

No hay nada que haga perder la sonrisa y el buen humor a la presentadora Ellen DeGeneres, ni siquiera el hecho de que se haya dislocado un dedo y menos si el percance ocurre de una forma tan divertida.

La propia conductora contó la experiencia en último programa de «The Ellen DeGeneres Show», en el que apareció con un vendaje en su mano izquierda. «Me rompí el dedo, sé lo que estáis pensando: '¿Cómo puedes organizar un programa sin la punta del dedo anular?'», dijo sin perder el humor.

«¿Sabes cuando haces una voltereta con sola mano y tienes que extender el peso uniformemente entre todos los dedos? Algo así me pasó a mí. Tenía dos vasos de vino en mi mano y me caí en una puerta», añade.

Su esposa, Portia De Rossi, y ella regresaban a casa después de una cena cuando casi en la puerta sucedió el percance. «Los perros estaban tan emocionados de vernos... Estaba a un pie de la puerta, me caí y le pasó algo a mi dedo», explica. «Lo que primero pensé es que no sería nada y que Obama Care lo cubriría. Fuimos al hospital, a la sala de emergencias, y cuando llegué allí, tuve que firmar un montón de cosas para la recepcionista: una foto para su sobrino, una camiseta para ella», bromea DeGeneres.

Finalmente, solo fue un pequeño susto, aunque eso no quita que no lo pasase mal: «Me dolía muchísimo y Tammy (la enfermera) me dijo que si quería una pastilla, algo a lo que dije que no porque ya llevaba dos copas de vino, que es lo que me metió en este lío», finaliza sobre el tema.