Angelina Jolie recula y cambia de estrategia en su divorcio

La actriz ha decidido cambiar a su abogada Laura Wasser, una «pitbull» en el tema de las separaciones, por Samantha Bley Dejean, experta en la protección de los niños

Actualizado:

La custodia de los hijos (Maddox, Pax, Zahara, Shiloh y los gemelos Vivienne y Knox) de Angelina Jolie y Brad Pitt no está siendo una cuestión fácil de resolver para los que fueron una de las parejas más envidiadas de Hollywood. En las últimas semanas, el juez encargado del caso ha tenido que llamar la atención en varias ocasiones a la actriz estadounidense para que dejase que el intérprete pasase más tiempo con sus pequeños. Tampoco su divorcio está siendo una cuestión menor.

Era Laura Wasser, su abogada, la que se encontraba detrás de las duras medidas impuestas al actor. Jolie estaba dando una imagen de villana y, encima, ha tenido que escuchar las reprimendas del juez, por lo que ha tomado una decisión: abandonar a la que hasta ahora era su letrada, apodada la «reina de los divorcios.

No es extraño la decisión que ha tomado. Jolie, al igual que le sucede a Pitt, depende mucho de la opinión pública. Su trabajo no es solo rodar películas o interpretar un buen papel, también lo es proyectar una buena imagen al público. La actriz, que acusó gravemente a su ex cuando salió a la luz que se divorciaban, curiosamente quedó como la mala de la película y su reputación quedó por los suelos.

Por eso ha decidido cambiar de estrategia y contratar a otra abogada, según adelanta la revista «People». «Angelina ha decidido cambiar de consejera y ha contratado a Samantha Bley Dejean, experta en la protección de los niños», afirma el comunicado enviado por su publicista al medio. Jolie ha apostado por una letrada que mire por el bien de toda la familia y que no busque vengarse de Pitt, sino hacer lo mejor para todos.