Mario Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva, no fue asesinado
La presentadora Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo, durante sus últimas vacaciones, en junio de 2012 - gtres

Mario Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva, no fue asesinado

Pese a la insistencia de su familia, el auto del magistrado estima que «el hecho denunciado no reviste caracteres de infracción criminal»

Actualizado:

Mario Biondo, marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva, no fue asesinado. Así lo establece el juzgado de instrucción número 21 de la ciudad de Madrid. Según las informaciones del juzgado, se ha remitido a las partes un auto en el que se comunica el «sobreseimento libre y el archivo del caso» de la muerte del cámara italiano, según ha podido confirmar ABC.

El juzgado considera que la muerte del marido de Raquel Sánchez Silva «no reviste caracteres de infracción criminal», por lo que se esfuma toda sospecha de que el cámara italiano fuera asesinado en su propia casa de Madrid, tal como sostienen sus familiares de Italia.

Mario Biondo fue hallado muerto el pasado 30 de mayo. Tras la investigación policial, el informe forense determinaba que el marido de Sánchez Silva había fallecido presumiblemente por un suicidio. La tesis, sin embargo, no convence a la familia de Biondo, que quiso reabrir el caso como sea y pidió una mayor investigación de su desaparición. Las tesis del homicidio ya fueron rebatidas en el mes de julio, cuando el informe del forense descartó «la participación de un tercero» en la muerte.

Mario Biondo se suicidó y según el informe no se contempla otra posibilidad. Tampoco existen indicios de un accidente sexual, que se barajó entre las primeras hipótesis. El cámara tampoco había practicado ningún juego erótico, según confirma el informe. Descubrir la verdadera razón del trágico fallecimiento de Mario Biondo es el objetivo de su familia y la razón que ha abierto una brecha con su viuda, Raquel Sánchez Silva. Desde la muerte de Biondo, las distintas maneras de llevar el duelo les ha separado, mientras la presentadora ha intentado alejarse de la polémica.