Pierre Casiraghi, los 26 años del Grimaldi más discreto
Pierre Casiraghi en su primer Baile de la Rosa con la mayoría de edad, 18 años - efe

Pierre Casiraghi, los 26 años del Grimaldi más discreto

El hijo de la Princesa Carolina de Mónaco celebra su cumpleaños en un momento feliz para su familia

Actualizado:

Nunca se le ha visto en veranos eternos ataviado con pareos durante seis meses al año, tampoco en épocas de desmejorado físico. Pierre asiraghi cumple 26 años como el miembro más discreto de la Familia Principesca de Mónaco y lo hace a punto de convertirse en tío por segunda vez, después de ver a su hermano Andrea casado y con una sólida relación de cinco años junto a la periodista italiana Beatrice Borromeo.

Pierre Rainier Stéfano Casiraghi nació un 5 de septiembre de 1987 en Montecarlo. Todos sus nombres tenían un porqué y su llegada colmó de alegría a sus padres: Carolina de Mónaco y Stéfano Casiraghi. Le llamaron Pierre como a su bisabuelo, un conde francés, Rainier como homenaje a su abuelo, el Príncipe Rainiero, y Stéfano como su padre. Su historia es la de una infancia sumida en la tristeza.

Cuando solo tenía tres años su padre fallecía al volcar su barco a causa de una ola mientras participaba en una competición off-shore. Serían su madre y sus hermanos quiene velarían por su infancia, así como su tío, el Príncipe Alberto II, que es su padrino. Su madrina, Laura Sabatini, también falleció hace cuatro años.

Pierre ha heredado la elegancia de su madre y los intensos ojos azules de su padre, aunque le definen como un chico tímido al que le gustan los animales, cuando empezó la adolescencia se volvió todo un conquistador, fruto quizá de las hormonas. Salió una época con Olympia Scarry, que forma parte del círculo de amigos de su hermano Andrea y su cuñada, Tatiana Santo Domingo, y después se enamoró de la modelo Alice Dellal, hermana del exnovio de Carlota. Pero no fue hasta la llegada de Beatrice Borromeo, cuando tenía 21 años, que se enamoró y sentó la cabeza. Ahora, algunas publicaciones como la revista «¡Hola!» apuntan a que podrían pensar en boda tras el enlace de su hermano.

Pierre fue un buen estudiante que se decantó por la economía y la administración de empresas, políglota, vive en Italia, donde trabaja para varias de las empresas que fundó su padre. Aunque se haya calmado, el hijo de Carolina de Mónaco no puede evitar sus genes y en alguna ocación ha provocado escándalos, como cuando protagonizó una pelea en un bar de Nueva York.