Bettina Santo Domingo (izquierda) con Martin Pacanowski y Concepción Cochrane Blaquier
Bettina Santo Domingo (izquierda) con Martin Pacanowski y Concepción Cochrane Blaquier - instagram

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, íntimo «sí, quiero» en Mónaco

Algunos invitados cuelgan fotos del almuerzo servido en los jardines de palacio

Actualizado:

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo ya son marido y mujer. A las 11:46 de la mañana se produjo el esperado momento, según el diario monegasco «Monaco Matin». Los turistas congregados en la Plaza del Palacio escucharon a esa hora los aplausos que venían de la sala donde se estaba c elebrando el enlace en el Palacio Principesco de Mónaco.

Acto seguido han bajado las escaleras del Palacio Principesco ante la atenta mirada de sus amigos y familiares, y con la compañía inseparable de la perra de ambos, Daphne. Tatiana iba vestida con un sencillo vestido blanco y sandalias planas, muy al estilo informal de la pareja, que se ha mostrado en todo momento muy cariñosa y feliz ante los acontecimientos que estaban viviendo.

Este es uno de los pocos datos que hay sobre una boda esperada de la que han trascendido muy pocos detalles, y que cada novedad va llegando con cuentagotas. Se ha podido ver a algunos invitados llegando esta mañana al palacio a pie, en taxi o en autobuses con los cristales oscuros. Una discreción que es la deseada por los novios, ya que en las invitaciones constataron expresamente que no se hiciesen fotos con cámaras o teléfonos móviles para subirlas a las redes sociales.

Instagram está siendo el gran testigo de la celebración posterior de la boda, ya que algunos invitados han colgado fotos del almuerzo que se ha celebrado en el jardín de palacio. En las fotos podemos ver al hermano de la novia, Julio Mario Santo Domingo III, que con largas patillas, gafas espejo y cerveza en mano ha posado con cuatro de las mejores amigas de Tatiana, que han sido, supuestamente las damas de honor del enlace real. El «brunch» fue servido acompañado de cerveza monegasca, antes de que unos 250 amigos de los novios se unan a la celebración nocturna, que estará amenizada por grupos de música caribeña y africana, que darán paso en la pista de baile a música soul, rock y pop.

La boda entre Andrea y Tatiana nada tuvo que ver con el último enlace real en el diminuto Principado, cuando en julio de 2011 el Príncipe Alberto II desposó a la exnadadora sudafricana Charlene Wittstock y la pareja se besó en el balcón ante varios miles de personas congregadas delante del palacio.